Foto: Mathieu Young

No es ninguna novedad que el éxito conseguido por Breaking Bad le abrió la puerta a su creador, Vince Gilligan, y al coequiper de este, Peter Gould, para desarrollar Better Call Saul, el spin-off de la ya legendaria tira de AMC centrada en James Morgan “Jimmy” McGill, el abogado al que en BB ya conocemos como Saul Goodman.

Si bien esta serie protagonizada por Bob Odenkirk (quien comenzó a ganarse un lugar en el corazón de los fanáticos desde la segunda temporada de Breaking Bad poniéndose en el papel del mencionado Goodman) alcanzó un nivel de aceptación y de buenas críticas parecidos al de su predecesora, la mayor parte de los amantes de ambas historias con sede en Albuquerque, New Mexico, siguen prefiriendo a la que fue encabezada por Bryan Cranston, Anna Gunn y Aaron Paul entre enero de 2008 y septiembre de 2013.

Aún así, uno de los que piensa diferente a la mayoría es el mismísimo Guillermo del Toro, a quien no le tiembla el pulso a la hora de agarrar el celular, abrir Twitter y hacer saber su parecer con respecto a las películas, series de televisión y libros que ama.

Y así lo dejó muy en claro el director ganador del Oscar por su labor en The Shape of Water cuando tweeteó sobre la nueva temporada de BCS:

“Una pequeña reflexión en medio de la nueva temporada de BETTER CALL SAUL: me gusta incluso más que BB. No es por ser contrario, sino porque las apuestas evidentes parecen más pequeñas, pero la caída moral me parece más profunda, más conmovedora…”.

“Con Walter White (que se vuelve negro) estabas rastreando una caída/transformación masiva”, continuó el cineasta mexicano en otro mensaje. “BCS te toma de la mano cuando Jimmy se convierte en Saul Goodman (no hay algo bueno bueno en él) en pequeñas y dolorosas caídas”.

Luego, del Toro agregó: “¡Kim [Wexler (Rhea Seehorn)] es la clave!”, para finalmente rematar:

“Incluso en su relación con Chuck, Jimmy fue un habilitador, amaba ver a Chuck disminuido. Ambos hermanos querían ver al otro ‘abajo’. Bellamente diseñado”.

Actualmente, Better Call Saul se encuentra emitiendo su cuarta temporada a través de AMC y, luego de tres años al aire, recién ahora los fans de Breaking Bad pueden disfrutar los frutos de su larga espera ya que empiezan a ver los primeros cruces entre ambas series.