Foto: History

Atención: Esta nota contiene spoilers sobre las cinco temporadas de Vikings – La historia nórdica está llena de guerreros y líderes tan valientes como crueles. Toda la fiereza del rey Ragnar Lodbrok y su comunidad ha sido retratada magistralemente en Vikingos. Tal serie creada por Michael Hirst terminará dentro de unos meses con su esperada sexta temporada.

Por lo pronto, ofrecemos un repaso de las 10 muertes más impresionantes de la tira televisiva hasta el momento. En algunos casos, se trata de decesos injustos o inesperados, y en otros de fallecimientos que se veían venir pero fueron ejecutados de forma inusual. Lo innegable es que a los productores del programa no les tiembla la mano al momento de eliminar personajes cruciales.

Gyda Ragnarsdottir: La inocente hija de Ragnar y Lagertha, interpretada por Ruby O’Leary. La niña muere durante la primera temporada de la ficción a causa de la peste y con ello rompe el corazón de sus padres. Es tanta la congoja de su progenitor que al despedirla protagoniza una de las escenas más emotivas de la historia.

Halfdan Hálfdanarson: Sin dudas uno de los personajes más carismáticos, pues el actor Jasper Pääkkönen consiguió ganarse el cariño de los televidentes en pocos episodios. Pese a que fue salvado durante un expedición por Bjorn; fue su propio hermano mayor, el ambicioso Rey Harald quien lo asesinó tras empalarlo en el campo de batalla.

Obispo Bishop Heahmund: El religioso representado en la pantalla chica por Jonathan Rhys-Meyers también fue muy querido por la audiencia. Muchos aún lo recuerdan como alguien leal al Rey Alfred y enamorado de Lagertha. Desafortunadamente, el obispo murió de forma trágica en la quinta temporada al ser atravesado por una lanza en la encarnizada lucha entre los bandos de Harald y Bjorn.

Siggy: La viuda de Earl Haraldson es encarnada por Jessalyn Gilsig durante las primeras tres temporadas. Además de soportar la muerte de su marido, ella sobrevive a la plaga que se lleva a Thyri, su joven hija. La mujer saca todas su fuerza para seguir adelante y queda entonces al cuidado de Ubbe y Hvitserk, descendientes de Ragnar y Aslaug. Y en una maniobra para salvar a ambos, ella perece. Luego de sacar de un lago helado a los dos chicos, Siggy se ahoga. Su figura es tan recordada que Bjorn después nombra a una de sus hijas en su honor.

Rey Ecbert: Pese a que al comienzo de la tira el citado monarca británico era enemigo de Ragnar y sus súbditos, con el paso del tiempo se convierte en un gran amigo y aliado de los vikingos. No obstante, Ecbert no pudo salvar a Ragnar de ser asesinado por el Rey Aelle. Consciente de que los vengativos hijos del regente nórdico llegarían para hacerle pagar por ello, el inglés interpretado por Linus Roach se suicidó en su palacio de Wessex cortándose las venas.

El Profeta: El actor irlandés John Kavanagh fue el encargado del papel de The Seer (El Profeta). Con su enigmática personalidad cosechó el respeto del pueblo. Aunque el hombre decía haber vivido cientos de años, y de hecho se mantuvo a salvo durante casi toda la ficción; su final arribó cuando se atrevió a vaticinar que Ivar no duraría mucho en el poder. El profeta fue asesinado por el mismo Ivar con una espada que le atravesó la cara. Para ocultar su crimen, el cruel hijo de Ragnar enterró al sabio en el bosque.

Ragnar Lodbrok: El dirigente de las cruzadas nórdicas y de Kattegat ascendió al poder para marcar la historia europea para siempre. Pasó de ser un honrado campesino a ocupar el trono y librar sangrientas batallas. Fue por casi toda la serie el protagonista indiscutido. Travis Fimmel consiguió retratar magistralmente su compleja personalidad. En todo caso, el aludido líder fue torturado y asesinado por el Rey Aelle. Al final de la cuarta temporada, murió en un pozo lleno de serpientes venenosas, traumando así a los incrédulos espectadores.

Sacerdote Athelstan: Con el correr de los episodios, este astuto cura retratado por George Bladgen se ganó la confianza de Ragnar y terminó siendo su mano derecha, además de incentivar el paso de Lodbrok al cristianismo. Todo su accionar nunca fue aceptado por ciertos hombres como Torstein y Floki. Justamente este segundo se decidió a matarlo sin piedad en la sexta temporada. Al verlo entrar a su habitación, Athelstan no hizo nada por intentar salvarse y se entregó a su final.

Torstein: Gran guerreros vikingo, amigo incondicional de Ragnar y Floki. Fue uno de los más admirados durante las primeras entregas de la ficción gracias al actor Jefferson Hall, quien supo dar vida en la pantalla chica a este luchador legendario que sin embargo falleció en medio del asalto a Wessex. Al ser gravemente herido, Torstein le pidió a Floki que le amputara el brazo. Aquello no fue suficiente para mejorar su condición, así que él optó por ayudar a su ejército al convertirse en carnada para una emboscada, su muerte fue quizá las más heroica.

Helga: La amorosa cónyuge de Floki se destacó por su optimismo y alegría en medio de un ambiente tan hostil. Si bien esas características la ayudaron a sobreponerse a ciertas desgracias, como la muerte de su hija; fue precisamente su bondad y fe en la humanidad lo que terminó por llevarla a la tumba. La vikinga interpretada por Maude Hirst murió al ser apuñalada por Tanaruz, una niña que adoptó pese a las advertencias de su esposo, quien tuvo un mal presentimiento sobre la chica.