El miércoles pasado (2/10), Comedy Central puso al aire “Band in China”, el más reciente episodio de South Park que parodia la censura de los medios en China y la manera en que la industria del entretenimiento estadounidense compromete deliberadamente sus producciones para evitarla.

Como era de esperar, el capítulo no pasó desapercibido en el gigante asiático, donde generó revuelo y le dio motivos suficientes al gobierno local para prohibir la tira creada por Trey Parker y Matt Stone en ese territorio.

Así fue que los mandatarios chinos llegaron a la decisión de eliminar prácticamente cada clip, episodio y discusión en línea sobre el programa de los servicios de streaming locales, las redes sociales e incluso las páginas de fans.

Según informó The Hollywood Reporter, South Park ya no figura en ninguno de los lugares donde recientemente tuvo presencia.

Weibo, una plataforma similar a Twitter, no muestra ni una sola mención del programa entre los miles de millones de publicaciones anteriores, mientras que en el servicio de streaming Youku, propiedad del gigante de Internet Alibaba, todos los enlaces a clips, episodios e incluso temporadas completas del show ya no están disponibles.

Por otro lado, en Tieba, de Baidu, la plataforma de discusión online más grande de China, los posteos relacionados con South Park no funcionan y, si los usuarios escriben manualmente la URL de lo que anteriormente era el hilo de South Park, aparece un mensaje que dice: «De acuerdo con la ley y la regulación pertinente, esta sección no está abierta temporalmente.»

Lo cierto es que la reacción del autoritario gobierno de China no sorprende a nadie, menos teniendo en cuenta que hace un tiempo atrás se le aplicó una agresiva censura a Winnie the Pooh después de que algunos usuarios locales de Internet compararan afectuosamente al presidente Xi Jinping con el personaje.