Si hay dos series animadas políticamente incorrectas y conocidas por burlarse de los demás de todas las maneras posibles, esas son South Park y The Simpsons, las mismas que ahora están encabezando algunos titulares alrededor del mundo debido al más reciente episodio de la creación de Trey Parker y Matt Stone.

En el final del tercer capítulo de la vigesimosegunda temporada de South Park titulado “The Problem with a Poo” (nombrado así en clara referencia a “The Problem With Apu” de The Simpsons) se puede ver a los habitantes de esta ciudad del estado de Colorado despidiendo a Mr. Hankey, la materia fecal con vida mejor conocida por estas latitudes como Sr. Mojón.

En dicha escena, Stan pregunta: “¿A dónde irá?”, a lo que su padre, Randy, contesta:

“Tendrá que encontrar un lugar que acepte seres racistas horribles como él. Todavía hay lugares por ahí que no se preocupan por el fanatismo y el odio”.

Inmediatamente después de esta declaración, se puede ver a Mr. Hankey llegando muy contento a la plaza principal de Springfield en la que se encuentran algunos de los personajes más famosos de The Simpsons, los cuales se sorprenden por tratarse de una “caca parlante” y le dan la bienvenida deseando que se sienta en casa.

Por último, antes de que empiecen a correr los créditos, se puede ver una pantalla negra con el hashtag #CancelTheSimpsons (#CancelenLosSimpson), otra referencia que en este caso remite a la etiqueta #CancelSouthPark que la propia tira había usado pidiendo su cancelación.

Este nuevo palito de South Park hacia la serie de la familia amarilla surge después de la polémica racial que Matt Groening y los suyos tuvieron que enfrentar el año pasado en base al personaje de Apu Nahasapeemapetilon, al cual se lo tildó como un estereotipo problemático de la gente del sur de Asia.