Esta nota contiene spoilers de The Haunting of Hill House – La serie de Netflix, The Haunting of Hill House, basada en el libro de Shirley Jackson, no para de recolectar fanáticos por todo el mundo. Para muchos la mejor serie original de Netflix, escalofriante, en incluso alabada por el mismísimo Stephen King, esta producción terrorífica no cesa en dar que hablar y generar nuevas teorías.

The Haunting of Hill House recurre a ciertos tópicos clásicos del cine de género como las maldiciones familiares y las casas acechadas por lo sobrenatural, pero parece ser que no todo es tan simple, sino que detrás de la conformación de los personajes, se esconde una interesante teoría.

Desde Espinof explican cómo los cinco hijos de la familia Crain tendrían relación directa con las cinco conocidas etapas del duelo. La negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación tendrían, según esta interpretación, su correlato en cada uno de los personajes. Se puede pensar desde las edades de cada uno, que corresponden, en orden cronológico a la aparición de las etapas pero también podemos identificarlas en relación a las personalidades de cada uno.

Steven correspondería a la negación, el personaje que desde el comienzo de la historia se presenta escéptico ante los sucesos en Hill House y se propone como ultra racional frente a lo sobrenatural. Shirley representaría la ira, ya que este personaje se manifiesta iracundo con respecto a prácticamente todo. Theo se relacionaría con la negociación, pensando su constante búsqueda de equilibrio, el intento de comprender el suicidio de Nell, negociando permanentemente con aquello que la rodea. Luke podría pensarse como la depresión, no sólo por su adicción sino por la reacción extremadamente dramática frente a la muerte de su gemela, como clásico depresivo. Nell vendría a ser la aceptación, siendo el suicidio un acto de aceptación del destino y volver con su madre.

La serie cuenta con 10 capítulos y aún no se confirmó una segunda temporada, aunque su creador Mike Flanagan haya adelantado una posible continuación.