Antes que nada, queremos aclarar algo, sobre todo para quienes no han terminado de ver la primera temporada de la serie: SPOILER ALERT.

Si has decidido continuar con la lectura, lo que vamos a comentar es acerca de las cosas desafortunadas que le suceden a Rasmus en los capítulos finales, como si no fuese suficiente para el pobre chico el vivir en un mundo post-apocalíptico. Lo que los creadores de The Rain revelaron en un diálogo con IndieWire tiene que ver con lo que sucedió tras la pérdida de la virginidad del joven personaje: su compañera amaneció muerta la mañana siguiente. Al respecto no estaba claro si eso habría tenido que ver con su contacto con Rasmus, y los representantes de esta serie acaban de revelar que sí es así.



Para este punto de la historia, prácticamente todos se habrán dado cuenta de que el chico es portador de una cepa mutada del virus que aqueja y asesina a gran parte de la población, enfermedad que es transmitida a través de la lluvia. Pues bien, tras cortarse con el cuchillo en escenas anteriores y adquirir una infección bacteriana, se activó dicha mutación del temido virus, lo cual pone a Rasmus en la paradójica situación de ser a su vez la esperanza para desarrollar una cura, pues es en apariencia inmune, y al mismo tiempo se hizo evidente que es también una amenaza letal para quienes entran en contacto con él. Sobre este complicado escenario, esto dijeron puntualmente los creadores de The Rain:

“Rasmus es uno de los personajes que más amamos y queremos explorar porque lo que está atravesando es básicamente su vida adolescente, aunque en la posición de él tiene esa letra escarlata sobre sí mismo, es el extraño. El resto del mundo lo está mirado de cierto modo y ¿Cómo lidia él con todo esto? Aquí todo gira en torno a esa transición que se vive en muy poco tiempo, como si se tratase de un chico joven que quiere explorar la vida. Entonces él puede vivirlo todo muy rápido”.

Más adelante, los artífices de esta producción se refieren a la enfermedad como tal y confiesan que se inspiraron en su propia germofobia al momento de pensar la historia. También tomaron en cuenta situaciones reales, como la escasez de penicilina en el mundo actual y la creciente resistencia de muchas enfermedades a la misma. De igual forma, aclararon que los animales son peligrosos portadores de la cepa y eso es algo que pretenden dejar claro en los últimos capítulos y se acentuará en la siguiente temporada, ya no es entonces la lluvia lo que deba atemorizar a la gente.

Asimismo, comentaron que se basaron en avances reales de la nanotecnología cuando decidieron incluir el hecho de que los suplementos dietarios que se le suministra a los personajes les generen reacciones fatales si tratan de salir de zona de cuarentena.

Respecto del grupo de caníbales del club de pijamas, bromearon al respecto de que decidieron que fuesen suecos, mientras que ellos son daneses a manera de burla sobre sus vecinos de la región escandinava.

Si bien no quisieron entrar en demasiados detalles sobre la temporada venidera, cuya realización ya ha sido confirmada por Netflix, comentaron lo siguiente al respecto:

“Habrá una buena explicación acerca de cómo la enfermedad ha sido usada y por qué ha sido utilizada de la manera en cómo lo fue durante la primera temporada”.

Sobre la posibilidad de que la hermana de Rasmus también sea resistente al virus, teoría que se ha extendido entre algunos fans, los productores no descartaron la veracidad de esa idea, puesto que ambos personajes comparten códigos genéticos.

Para cerrar sus declaraciones, dijeron:

“Mucha de las pistas que hemos dejado durante la primera temporada son bastante sutiles”.

Revelaron entonces que a medida que avance la trama de los nuevo episodios, será posible entender mucho mejor una gran cantidad de situaciones aparentemente poco coherentes durante el comienzo de esta inquietante historia.