Categorías: Series
| Publicado
05/05/2020

Vikingos: La historia del argentino que estuvo en el final de la serie

Oriundo de San Luis, Fabricio Lucero Nellar cumplió uno de sus mayores sueños.

Fabricio y Peter Franzén (rey Harald) - Foto: Lavoz.com.ar

Hace algunas semanas te contamos la historia de Hernán Maschwitz, un argentino oriundo de San Fernando que terminó siendo parte de Vikings, una de las series más exitosas de los últimos años.

Hoy te traemos la historia de Fabricio Lucero Nellar, otro compatriota que acabó con un trabajo como extra para la temporada final de la tira de History creada por Michael Hirst.

Oriundo de San Luis, Fabricio estudió en la Universidad Nacional de Córdoba y estaba trabajando como abogado hasta que la vida lo llevó a materializar uno de sus mayores anhelos: actuar en su serie favorita.

Fabricio - Foto: Lavoz.com.ar

El viaje de Lucero Nellar desde Córdoba hasta el set de Vikings comenzó investigando qué trabajos podía realizar en Irlanda, país al que quería viajar para mejorar su inglés, pero el destino le tenía deparado otra cosa: después de que un amigo lo fotografiara en “modo vikingo”, posando con arco y flecha, el argentino consiguió una chance para probar suerte en el casting de la tira.

Ya en Dublín y con toda la documentación necesaria para aplicar, se lanzó a la pileta y lo contrataron como extra del ejército para la última temporada de la serie, pero lo que se pensaba que sería un trabajo por dos semanas, se convirtió en algo de mucho más tiempo ya que “pegó onda” con la producción y le ofrecieron ser guardaespaldas del rey de Wessex.

Pero, como no todo lo que brilla es oro, el hecho de ser un Viking no es fácil ni mucho menos tranquilo. Él mismo explica en diálogo con La Voz:

"Recuerdo una semana que fue solo de guerra, había que estar luchando casi 12 horas todos los días. Yo estaba chocho, estaba haciendo algo muy divertido en mi serie favorita y ganando dinero. No me podía quejar."

Además, para formar parte del ejército, Fabricio tuvo que someterse una preparación especial: un ex militar irlandés les enseñaba a marchar coordinados y algunos extras les explicaban cómo utilizar los escudos y espadas.

“La producción fue diez puntos en todo sentido. Desde la calidad humana, por cómo te trataban hasta lo que era el vestuario, los trajes, lo bien que estaba organizado, el maquillaje. Eran excelentes las personas que trabajaban ahí”, aseguró.

Con respecto a su trato con los protagonistas de la serie, el argentino contó: “[Durante los largos días de grabación tenías tiempo para conversar bastante, eran muy buena onda. Con Alex, que sería Ivar, charlé bastante”, sigue. “Tuve acceso a escenas en las que solo estaban los protagonistas y yo, aunque no estuviera haciendo nada, estaba ahí siendo el guardaespaldas.”

Además, contó sus encuentros con extras que trabajaban en la serie desde hace cinco o seis años y relató: “Si vos les preguntabas, ellos eran vikingos, se creían vikingos de verdad. Y cuando eran las batallas peleaban fuerte, casi siempre algún soldado salía con heridas.”

Finalmente, Lucero Nellar reconoció que le tocó trabajar con todo tipo de personas:

“Había cada personaje. Cuando eran las batallas había mucha gente. Me acuerdo, había un irlandés típico, bien blanco, colorado, barbudo, que antes de empezar a grabar se fumaba unas 'cositas' y empezaba la batalla a repartir espadazos. Era tremendo. Un loco de la guerra.”

Hoy Fabricio está viviendo en Australia, donde trabaja para ahorrar dinero, pero a pesar de desempeñarse en otros rubros, su faceta de actor sigue vigente, ya que realizó un curso de actuación en el país oceánico y ganó media beca en una escuela de actuación de Sídney.



¿Te gusta Indie Hoy?

En este momento tan difícil, necesitamos de tu ayuda. En una época tan crítica para los medios independientes, no queremos dejar de difundir la cultura. Para eso te necesitamos más que nunca: tu aporte es crucial para el sostenimiento de Indie Hoy.

Sumate a la Comunidad