Teatro
|
28/08/2021

Las cosas que no digo no existen menos: Una obra sobre la transición de la adolescencia a la adultez

El debut como directora de Julia Bozzalla se puede ver en Teatro El Grito. Conocé más en esta nota.

Las cosas que no digo no existen menos es la primera obra teatral de Julia Bozzalla. Su formación en artes visuales y diseño gráfico en FADU se puede percibir en la manera en cómo está armada esta pieza, pues hay una confluencia total de los dibujos y la escritura en vivo. A su vez, sus recursos escenográficos son tan simples como astutos y lo musical cobra cierta importancia cuando el personaje masculino suma una guitarra a la ecuación.

La trama de esta entrega se centra en una chica que vive la transición entre la adolescencia y la adultez. Tras recibir una carta de su exnovio y decidir no contestarla, ella empieza a dilucidar que hay cosas que van a pesar aunque decida no hablar al respecto. Es entonces cuando el personaje de Lucía se empieza a cuestionar sobre lo que define su personalidad y la de los demás, y se pregunta si alguna vez es posible conocer realmente al otro, o si siempre estamos frente a un relato (propio o ajeno).

Tanto ella como sus amigos Malena y Carlos se animan a reflexionar sobre temas como el deseo, los traumas, la sexualidad, la frustración y la familia. Esta obra estelarizada por Lautaro Bakir, Tatiana Glikman, Valentina Posleman es "una sensible y honesta pieza teatral que explora los efectos de crecer y de transformarse intentando no perder nada en el camino, o mejor dicho, intentando no perderse".

Se trata entonces de una obra que es bastante íntima, pero que a su vez busca interpelar directamente a los espectadores, quienes pueden fácilmente relacionar lo que sucede sobre las tablas con sus propias experiencias personales. Las cosas que no digo no existen menos se puede disfrutar todos los sábados de agosto y septiembre a las 20 horas en Teatro el Grito (Costa Rica 5459, CABA). Entradas disponibles a través de Alternativa Teatral.