Teatro
|
21/01/2022

Tamara Tenenbaum y Violeta Urtizberea llevan la obra “Una casa llena de agua” al Metropolitan Sura

La obra pone en escena el interior de una mujer que, en un espacio ligado a la maternidad y al cuidado, decide abrirse. Conocé más acá.

Una casa llena de agua es la primera obra de teatro escrita por Tamara Tenenbaum, protagonizada por Violeta Urtizberea, con dirección de Andrea Garrote y producción general de Compañía Teatro Futuro. Luego de un gran éxito en su estreno en 2021, ahora tiene su reestreno en el Metropolitan Sura.

La sinopsis oficial adelanta: “En plena década del 90, una joven estudiante de Biología entra a trabajar como niñera en la casa de una familia acomodada. Entre peluches y frascos de compota Milena le irá contando a Angie, la bebé que cuida, su vida en tiempo real: sus miedos, sus romances, sus fantasías y el nudo en el que todas esas líneas se cruzan, la pregunta por un futuro incierto”. 

“Milena despliega un universo que tiñe sus formas de sentir y de pensar: el fondo del mar y los seres que lo pueblan. La metáfora del océano como un lugar de posibilidades y también de peligro se va volviendo cada vez más intensa a medida que Milena intenta entender su propia búsqueda y los costos económicos, éticos y emocionales de la adultez”, concluye.

Violeta Urtizberea en Una casa llena de agua. Foto: Metropolitan Sura.

La dupla Tenenbaum y Urtizberea se ha convertido en un verdadero acierto, no solo porque ambas artistas tienen un importante lugar en su disciplina, sino porque forman parte de un entramado actual de visibilización de obras artísticas que estén comandadas por mujeres. Así, tanto en la escritura del texto original como en la dirección y en la actuación de este unipersonal, el universo femenino de creación y trabajo se pone en movimiento.

Además, la obra pone en escena el interior de una mujer que, en un espacio ligado a la maternidad y al cuidado, decide abrirse. “La primera vez que leí el texto me encantó. Pero sobre todo me conmovió mucho. Yo había sido mamá hace poco –mi hija tenía 6 meses– y el personaje de una niñera que cuida a una bebé me interpeló mucho. Estaba súper inmersa en el mundo del cuidado y también en el universo femenino que se instala en la obra a través de las relaciones entre la niñera y la beba, pero también entre la niñera y la madre de la beba. Si lo hubiese hecho en otro momento de mi vida, creo que me hubiera perdido un montón de cosas“, expresó Urtizberea al DiarioAr.

Entradas disponibles a través de Plateanet.