Banksy se anticipó a la Navidad y les regaló a los habitantes de Birmingham una nueva pieza acorde a la época de fiestas.

El enigmático artista utilizó sus redes sociales para dar a conocer su flamante pieza de dos renos de Papá Noel que parecen tirar del banco en el que duerme Ryan, una persona sin techo, como si fuera un trineo.

«Dios bendiga a Birmingham. En los 20 minutos que filmamos a Ryan en este banco, los transeúntes le dieron una bebida caliente, dos barras de chocolate y un encendedor, sin que él nunca pidiera nada», escribió Banksy como descripción de su posteo.

Según informó el medio Birminggam Live, se cree que el mural fue pintado en una pared de ladrillos en la calle Vyse en Jewellery Quarter (un centro industrial que alberga más de 100 minoristas, comerciantes de diamantes y talleres, así como el Museo del barrio de la Joyería) junto a un contenedor.