Categorías: Arte
| Publicado
12/08/2020

Dirty Car Art: Cómo autos sucios se convirtieron en obras de arte

Repasamos el trabajo de algunos exponentes de este nuevo fenómeno.

Foto: Instagram de Pro Boy Nick

El arte urbano ha tomado mil y una forma en los últimos años. Ahora no solo existen los grafitis y murales hechos con aerosol y plantillas, sino que también hay quienes se animan a nuevas maneras de plasmar sus ideas en el espacio público.

Hace poco, muchos portales sobre cultura empezaron a hablar del Dirty Car Art. Como su nombre mismo lo indica, se trata de una disciplina en la que los artífices usan como lienzo la superficie sucia de algunos vehículos. Lo más interesante de este fenómeno es que no se limita a una sola región o país, sino que tiene sus representantes a lo largo de diversas latitudes.

De hecho, hay figuras muy respetadas dentro de este rubro, como el ruso Nikita Golubev, quien cuenta con miles de seguidores en redes sociales como Instagram bajo el pseudónimo de ProBoyNick.

Nikita explica que se trata de una labor efímera e impredecible, pues ni él mismo tiene certeza de cuándo y dónde encontrará la oportunidad para hacer su siguiente ilustración sobre el capó o las ventanas de algún auto descuidado por su dueño.

Es frecuente que a los dibujantes que realizan esta técnica los convoquen para algunos eventos en los que hechos realizan obras en vivo frente al público. Por ejemplo, el norteamericano Scott Wade a menudo colabora en grandes exhibiciones. A fines del año pasado, participó en el Salón del Automóvil de Los Ángeles y entregó una espectacular muestra de su estilo y talento en el stand de la marca Kia.