Eugène Delacroix fue uno de los pintores del romanticismo más relevantes del siglo XIX. Una de sus creaciones más celebradas es el cuadro «La libertad guiando al pueblo», que data de 1830. En esa escena se representa a la libertad como una líder que levanta la bandera francesa en plena batalla.

Actualmente, Francia vive fuertes protestas. En ellas, miles de personas con chalecos amarillos muestran su descontento con el gobierno de Emmanuel Macron. Dentro de los motivos de su enojo se encuentran el alza en el precio de los combustibles y el empeoramiento de la calidad de vida del pueblo.

Es por ello que algunos artistas callejeros como Pascal Boyart (quien suele firmar como PBOY), se sumaron a esos reclamos por medio de murales. Una de sus obras es una versión actualizada del antes comentado cuadro de Delacroix. La misma fue plasmada en un barrio al norte de París y muestra a varios protestantes de chalecos amarillos.

Boyart critica con dureza al sistema financiero mundial. A menudo lo señala como el culpable de las actuales crisis económicas al rededor del mundo. En cambio, él propone apoyar a las Bitcoins. De hecho, suele incluir un código QR Bitcoin en la parte baja de sus grafitis para recaudar donaciones.