Arte
|
27/07/2022

The Stolen Art Gallery: La galería de arte inmersiva que presenta obras robadas y perdidas

Este será el primer museo del metaverso y es obra de la empresa Compass UOL. Conocé más acá.

Recientemente se anunció la apertura de The Stolen Art Gallery, la primera galería inmersiva que permitirá a sus visitantes encontrarse con obras robadas y perdidas, viviendo una experiencia virtual e interactiva que sin dudas siembra una intención hacia el futuro del arte y los museos. Este será el primer museo del metaverso y es obra de la empresa Compass UOL.

Esta galería está compuesta de obras de arte robadas, que de otra manera no podrían verse en otro museo. Entre las que se exhibirán se encuentran “Nativity with St. Francis and St. Lawrence” de Caravaggio, “Christ in the Storm on the Sea of Galilee” de Rembrandt y “View of Auvers-sur-Oise” de Cézanne, entre muchas otras.

El CEO de Compass UOL, Alexis Rockenbach, expresó sobre esta novedosa experiencia artística y tecnológica: “The Stolen Art Gallery introduce el concepto de metaverso, replicando las experiencias de las plataformas de juegos online como Fortnite. Se trata más de una interacción social inmersiva que simplemente el ambiente de la realidad virtual, podés interactuar con tus amigos alrededor de las piezas de arte, discutir sus impresiones, hacer bocetos y compartir notas e información sobre el artista, las pinturas y sus historias”.

The Stolen Art Gallery. Foto: Compass UOL.

Desde la empresa aseguran que para 2026 los visitantes estarían pasando una hora por día en este metaverso, ya que los acercará tanto a la obra como al artista. Un gran punto a favor en relación a los museos tradicionales es que las personas pueden acercarse a la obra todo lo que quieran, con la posibilidad de apreciar hasta el mínimo detalle.

En torno a esta experiencia única, uno de los jóvenes visitantes declaró: “Estuve tan cerca de la pintura que sentía que estaba lamiéndola”. Desde Compass UOL están haciendo diversas inversiones que incluyen perfeccionamiento de realidad aumentada y diversas herramientas propias de lo que propone el metaverso y que indudablemente son una muestra de cómo el consumo del arte ha cambiado con los avances tecnológicos.