Canciones
|
03/07/2021

Massacre y Santaolalla estrenan canción juntos: "Nos une más lo espiritual que lo musical"

La banda liderada por Walas vuelve a tejer redes que la unen con la psicodelia, afianzándose como uno de los exponentes de la cultura rock argentina.

Massacre presentó "Mariposa", un nuevo adelanto de su próximo disco. Luego de la reedición en vinilo de El mamut (2007), un álbum icónico para la banda y el rock nacional, los exponentes argentinos del skate rock eligieron trabajar junto a su gurú Gustavo Santaolalla. La labor del dos veces ganador de los Premios Oscar no se limitó a la producción del single, sino que además se encargó de impregnar de voces el estribillo y colorear melódicamente la canción con instrumentos exóticos, tales como -su preferido- el ronroco y el ebow.

"Mariposa" es una pieza que desdibuja tiempo y espacio. Corría 1974 cuando Arco Iris publicaba su sexto álbum, Agitor Lucens V. Seguramente, el pequeño Walas no imaginaba años después que aquel arte de tapa sintetizaría una de las fascinaciones en común con Santaolalla: los ovnis. Pero el interés por lo extradimensional, alimento de largas tertulias y posible desencadenante de este encuentro, no sería la única marca. Al cantante de Massacre también le llamaba la atención la vida en comunidad y la particular constitución de la banda. Según resumió a Indie Hoy: “eran un grupo de adolescentes que incluía entre sus filas a una modela europea [Dana], como Velvet Underground & Nico”.

En la historia que se cuenta, Walas se hace de una nueva amiga: ya no es Soledad, sino Mariposa. La canción transcurre como los pasos inquietos de un niño que se mueve al compás de un insecto. Walas es ese niño que deposita en este sus cavilaciones. La imagen parece ineludible: Wonder Boy en la patineta acompañada por el hada-mariposa. Pero también es el gato “medio pardo” (bardo) que cambia y permanece con las cosas. Y nunca deja de ser el vocero de los losers de otras épocas; tal vez por eso, maneja a la perfección la segunda persona (“¿viste?”) tanto como la ejecución dramática de mantras posmodernos. “Aceptémoslo”, aconseja, primero que nadie a él mismo. A fin de cuentas, ni la figura escogida ni el aliado son casuales. Santaolalla y la mariposa representan con fidelidad el corazón del ideario Massacre: la conciencia mágica, la ruptura que deriva en liberación. Porque, como dijo Walas, “con Gustavo nos une más lo espiritual que lo musical”.

Mirá el video de "Mariposa" dirigido por Agustín Carbonere y Federico Marcello a continuación y escuchá a Massacre en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).