Foto: Emma Watson en la MET Gala 2016

Pasó mucho tiempo desde que Emma Watson dejó atrás a Hermione Granger, esa niña inteligente, valiente, y activista por los derechos de los elfos domésticos a quien muchas chicas y chicos crecieron admirando. Hoy en día, la actriz británica se convirtió en una de las personas jóvenes más influyentes en el mundo gracias a su activismo social y feminista. A continuación presentamos 10 veces en las que Emma se comprometió con la lucha por la igualdad de los sexos.

Su elección en la moda

Siendo muy consciente de su influencia, Emma siempre eligió apoyar y promover la moda sustentable, el fair-trade, así como también productoras y productores locales. Tiene una cuenta en Instagram dedicada especialmente a esto y trabajó como modelo para distintos artistas con la condición de que parte de esos ingresos vayan a causas humanitarias (como The People Tree Fundation y CAMFED Internacional).

ONU Mujeres

Desde que fue elegida Embajadora de la Buena Voluntad para la ONU Mujeres en 2014, Emma utiliza esta plataforma para difundir su mensaje y animar a otros a comprometerse con la igualdad de género. La actriz confesó que se vio compelida a actuar ni bien le ofrecieron la oportunidad, y compartió esta frase para inspirar a otros:»Si no soy yo, ¿quién?, si no es ahora, ¿cuándo?»

He For She

En septiembre de 2014, Emma estrenó la campaña #HeForShe con la siguiente consigna: «Hombres, quiero tomar esta oportunidad para extenderles una invitación formal a participar. La igualdad de género también es un problema de ustedes.» #HeForShe es un movimiento que invita a todos, pero especialmente a hombres, a comprometerse con la creación de un mundo igualitario y a realizar acciones concretas de inmediato. Más de dos millones de personas alrededor del mundo ya se unieron.

Mi cuerpo, mi decisión

Emma aboga por el derecho de las mujeres sobre sus propios cuerpos, y elige acompañar y alentar los procesos de lucha por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que se lleva a cabo en distintos países, tales como Irlanda en el pasado o actualmente Estados Unidos. También fue elegida por la Revista Porter para escribir una carta en honor al legado de Savita Halappanavar, una mujer india que murió en Irlanda luego de que no se le fue permitido abortar.

Our Shared Shelf

Como parte de su trabajo en la ONU, en 2016 Emma fundó un club feminista de libros. Our Shared Shelf se trata de un grupo abierto e interactivo donde se leen y discuten obras que versan sobre la temática de igualdad en todos sus aspectos. La actriz suele dejar libros del club en distintos lugares públicos. También ha entrevistado autoras (en su mayoría son todas mujeres) como Rupi Kaur (escritora de Otras maneras de usar la boca) y Reni Eddo-Lodge (escritora de Por qué ya no hablo con personas blancas sobre laraza). El grupo cuenta con más de 225 mil miembros en Goodreads y tiene 418 mil seguidores en Instagram.

Matrimonio infantil

En 2016 Emma viajó a Malawi para expresarse en contra del matrimonio infantil y a discutir con las autoridades. En esa región africana, el 50% de las niñas contraen matrimonio antes de los 18 años y son obligadas a abandonar su educación. Junto a la ONU se unió a activistas locales y lograron que el presidente Mutharika se comprometa a acabar con el matrimonio infantil en todo el país en un período de cinco años.

Bella feminista

Antes de aceptar el papel en la adaptación de La bella y la bestia de Bill Condon, Emma se aseguró de que su personaje no sufriera del Síndrome de Estocolmo (trastorno que ocurre en personas secuestradas que hacen que se sientan identificadas con sus secuestradores). La actriz además le dio un toque especial al personaje. Por ejemplo, fue su idea hacerla más inventiva, tal como vemos en la escena donde diseña una máquina que se encarga de lavar la ropa mientras ella se sienta tranquila a leer.

Time’s Up

Emma no solo conforma y apoya activamente este movimiento de mujeres en la industria cinematográfica, sino que además hace su parte para visibilizarlo y amplificarlo siempre que tiene la oportunidad. El movimiento de Time’s Up Reino Unido lanzó un fondo para luchar contra el acoso y abuso sexual laboral en todas las áreas, al que llamaron Rosa Fund. Watson fue una de las primeras en donar y contribuyó con un millón de libras. También comparte constantemente recomendaciones sobre obras cinematográficas y teatrales dirigidas y producidas por mujeres.

Emma entrevistadora

Emma Watson entrevistó a Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz, en el estreno de su documental. Malala Fund es una ONG que lucha por el acceso a la educación de todas las niñas en el mundo. «Esto es sobre el futuro de 66 millones de niñas que no pueden ir a la escuela actualmente. Si estás obligando a la mitad de la población a no avanzar, ¿cómo podemos pensar en el progreso?» declaró la activista pakistaní. Malala confesó haberse aceptado a sí misma como feminista gracias al discurso de la actriz inglesa en la ONU: «La palabra ‘feminismo’ no es otra cosa que un sinónimo de igualdad. «Watson también entrevistó al Dr. Denis Mukwege, Premio Nobel de la Paz, y fundador del Hospital Panzi en Bukavu, República del Congo. El ginecólogo trata a mujeres y niñas violadas con extrema violencia con un enfoque holístico. En conversación con él, Emma formuló estas palabras: «Creo que hay una especie de aceptación extraña como mujeres acerca de que no estar completamente a salvo en nuestras sociedades y comunidades. Es simplemente un hecho de la vida y es algo que tenemos que aceptar, esa es la forma del mundo, es peligroso ser mujer. Pero no creo que debamos aceptarlo. Hay otras formas de vivir y de ser. Y más allá de eso, creo que lo merecemos, debemos demandarlo, tenemos que creer en ese mundo, no puede ser una utopía.»

Su rol en el G7

Emma se expresó en la Conferencia del G7 en Francia en 2019, y le pidió a los grandes países que la conforman que implementen de inmediato ambiciosas leyes y marcos legales para combatir la violencia de género: «Demandamos a ustedes siete líderes a ser tan valientes como lo son mujeres y niñas cada día,» instó en su discurso. El Consejo de Igualdad de Género del que forma parte produjo además un documento con diez recomendaciones para lograr este cometido.