|
05/11/2021

3 películas de suspenso y misterios para ver en Netflix

A continuación te dejamos tres de los tantos largometrajes del género que podés ver en la plataforma de streaming.

El suspenso es uno de los géneros más explotados por la industria cinematográfica a nivel mundial, lo que se traduce en un gran número de películas para disfrutar. A continuación te dejamos tres de los tantos largometrajes del género que podés ver en Netflix.

Obsesión secreta

2019 - Dir: Peter Sullivan

Una noche, la recién casada Jennifer Williams (Brenda Song) es acechada y atropellada por un automóvil en una oscura parada de descanso. Al ingresar en un hospital con lesiones graves y amnesia parcial, la protagonista se despierta de la cirugía pero no puede recordar nada de su pasado, ni su terrible experiencia ni a su esposo Russell (Mike Vogel), quien se queda incondicionalmente a su lado, agradecido de que esté viva.

Él la ama y tiene la intención de facilitar la recuperación de Jennifer, pero la mujer está nerviosa por los sentimientos de temor. Cuando Russell la reintroduce en su apartada finca montañosa, el detective Page (Dennis Haysbert) persigue al asaltante de Jennifer con determinación, pues su propia hija desapareció y nunca fue encontrada. El mismo destino ahora le espera a Jennifer, a menos que alguien se dé cuenta de que su cuidador es su captor.

El secuestro de Stella

2019 - Dir: Thomas Sieben

Stella (Jella Haase) es hija de un poderoso hombre de negocios con un gran fondo bancario. Es por eso que Vic (Clemens Schick) y Tom (Max von der Groeben) deciden secuestrarla y tenerla retenida contra su voluntad amordazada y atada a la cama de un macabro lugar.

Su objetivo será obtener una alta suma de dinero con el rescate que están dispuestos a pedirle a su padre. Sin embargo, los planes de los secuestradores irán desmontándose poco a poco cuando la joven decida luchar por su vida contra todo pronóstico.

Puertas abiertas

2018 - Dir: Matt Angel, Suzanne Coote

Desempleada y económicamente incapaz de mantenerse a sí misma y a su hijo adolescente Logan (Dylan Minnette) después de la muerte de su esposo, Naomi Wallace (Piercey Dalton) acepta mudarse al aislado chalet de montaña de su hermana hasta que se venda.

En cuanto llegan, cosas extrañas empiezan a suceder: durante los domingos, días en que la casa está abierta al público, Naomi y Logan deben abandonar la propiedad en el desayuno y vuelven después de las cinco de la tarde, pero cuando regresan los objetos se mueven o desaparecen, el teléfono de la casa suena y nadie habla, el piloto del tanque de agua caliente se apaga repetidamente y hay ruidos inexplicables.

En Puertas abiertas, lo que parecía un lugar ideal para Naomi y Logan para escapar de todo hasta que puedan volver a ponerse de pie, pronto se convierte en un infierno pues se dan cuenta de que no están solos.