|
13/11/2020

3 películas recomendadas para ver en Netflix: La vida que queríamos, Yo Adolescente y Lazos de sangre

Tres largometrajes que se encuentran dentro de lo más visto en la plataforma.

La vida que queríamos / Yo, adolescente (foto: Violeta Capasso) / Lazos de sangre

¿Tenés ganas de ver una película y no saber cuál elegir? Tenemos una propuesta para vos: probar con algunas de las cintas que, en este preciso momento, son tendencia en Netflix.

No tenés que hacer nada más que preparar algo para comer, reunir a los tuyos y disfrutar, que los films hoy corren por cuenta nuestra. A continuación, te dejamos tres alternativas más que interesantes.

La vida que queríamos

2020 - Dir: Ulrike Kofler

Una pareja con problemas para tener hijos no renuncia a sus sueños pese a sus decenas de intentos en vano. Ambos deciden irse de vacaciones para minimizar su frustración y ponen rumbo a Cerdeña. Sin embargo, este viaje acabará poniendo a prueba su matrimonio, ya que allí conocen a una familia de su mismo hotel que solo añade más tensión a la situación.

Yo, adolescente

2019 - Dir: Lucas Santa Ana

Corre el año 2005 y tras el incendio de un local bailable llamado Cromañón, la vida nocturna y cultural de la Ciudad de Buenos Aires cambia radicalmente, especialmente para los menores de edad que dejaron de ser bienvenidos hasta en los conciertos de sus músicos favoritos.

En ese contexto y con el suicidio de uno de sus mejores amigos sobre sus espaldas, Zabo (Renato Quattordio), un adolescente de 16 años, comienza a registrar durante un año todo lo que ocurre a su alrededor en los borradores de un blog. Sin poder entender la muerte de su fiel compañero, el muchacho se sumerge en una depresión que niega y que trata de tapar con conflictos amorosos que él mismo genera.

Basada en la historia real de Nicolás "Zabo" Zamorano. Pasá a leer nuestra reseña: "El autodescubrimiento juvenil en la época post Cromañón".

Lazos de sangre

2020 - Dir: Tatsushi Ohmori

Akiko (Masami Nagasawa) es una madre soltera, amante de la diversión, que suele involucrarse con diferentes hombres miserables y despreciables.

Cuando su hijo, Shuhei (Daiken Okudaira), tenía 11 años, Akiko se involucró con Ryo (Sadao Abe), un estafador con quien extorsionó a un empleado del ayuntamiento y cuyo plan se desvió tanto que terminó huyendo, dejándola embarazada.

Cinco años más tarde, Shuhei ha tenido que valerse por sí mismo, sin contar con mucho apoyo del resto de sus familiares, quienes han preferido alejarse de Akiko y todos los problemas que provoca y arrastra.

Poco a poco, Akiko se ha vuelto una fuerza que atrae, irremediablemente, a Shuhei en una relación de dependencia tóxica y violenta. Justo cuando el joven empieza a encontrar un nuevo camino, con la ayuda de una trabajadora social, Ryo reaparece y las cosas se vuelven cada vez más agobiantes para Shuhei, quien se encamina a una tragedia para escapar de su realidad.