Categorías: Cine
| Publicado
15/11/2019

5 grandes películas con rodajes abusivos

La vida detrás de cámaras es bastante distinta de lo que vemos en pantalla. El cine, creador de ilusiones, nos trae grandes películas a la pantalla, pero muchas veces para obtener ese resultado, suceden cosas horribles en los sets. Existen muchísimos casos de directores abusivos que, con el objetivo de lograr interpretaciones reales, llevan a sus actores y, sobre todo, actrices, al extremo de sentir lo que el personaje debería sentir en carne propia o de planear situaciones inesperadas para los actores y actrices.

Ese fue el caso de Armando Bó e Isabel Sarli por ejemplo, que en su primer film, El Trueno entre las hojas, la engañó para hacer un desnudo frontal diciendo que no iba a verse y creó así, sin consentimiento de la actriz, el primer desnudo frontal del cine argentino.

También sabemos de las dudosas técnicas de Alfred Hitchcok para lograr el terror real en sus actrices, como lo hizo en Psycho o en The Birds. ¿El fin justifica los medios? Lo cierto es que Psycho tiene una de las escenas más memorables del cine y tal vez, si este susto no hubiera sido real, ese grito inmortal no existiría como tal.

Mientras el cine y los espectadores ganan grandes escenas, hay actores o actrices que padecen rodajes. Aquí una lista de 5 directores abusivos pero con resultados de excelentes películas, porque... no todo lo que brilla es oro.

Maria Schneider y Bernardo Bertolucci

Ya es conocida por todos la escena de El Último Tango en París, en que el personaje de Marlon Brando utiliza mantequilla para penetrar al personaje de Maria Schneider. Esta escena estaba planeada por Bernardo Bertolucci, quien se lo comunicó a Brando el mismo día de rodaje de la escena, solo que Schneider no se enteró. Con la excusa de que la humillación de la actriz fuera real, quien tenía 19 años en el momento del rodaje, Bertolucci utilizó este "método" y avaló que Schneider fuera prácticamente violada durante el rodaje, en palabras de ella: “Debí llamar a mi agente o tener a un abogado en el rodaje porque no puedes forzar a alguien a hacer algo que no está en el guion, pero yo no lo sabía.”

Shelley Duvall y Stanley Kubrick

Shelley Duvall no solo fue hostigada en la ficción por el psicópata interpretado por Jack Nicholson en el film The Shining. Fue el director, Stanley Kubrick, quien abusó de la disponibilidad de Duvall para llevarla al extremo del stress para lograr los resultados que buscaba en pantalla. En la escena en que Duvall intenta alejar a Nicholson con un bate de baseball en las escaleras, la vemos completamente descolocada, llorando y pidiendo que por favor pare. Esa escena fue rodada 127 veces, ya que Kubrick quiso llevarla al extremo. En entrevistas posteriores, la misma actriz contó la horrible experiencia, aunque no deja de admirar al director y no se arrepiente de haber sido parte de una de las películas más grandes de la historia.

Tippi Hedren y Alfred Hitchcock

Que Alfred Hitchcock era un abusivo ya no es noticia. Pero la más afectada por las "técnicas" del director fue Tippi Hedren, quien actuara en una sus obras maestras, The Birds. No solo que para lograr la escena en la que la actriz queda encerrada en una habitación repleta de pájaros la engañó, ya que no le avisó que así sería, sino que abusó sexualmente de ella durante el rodaje. El film The Girl (2012) relata la tortuosa relación entre ambos y el rodaje de terror que vivió Hedren.

Björk y Lars von Trier

Lars Von Trier y Björk trabajaron juntos en la gran película Dancer in the Dark. El musical trágico mostró que Björk no solo era cantante y compositora, sino una gran actriz. Pero, el rodaje no parece haber sido tan satisfactorio como el resultado de la película, sobre todo para Björk, quien dice haber sufrido abuso físico y verbal de parte del director danés. El realizador también expresó abiertamente que trabajar con Björk fue doloroso y no placentero, pero resultó provechoso para ambos. Nicole Kidman, quien trabajó con el director en Dogville, estaba pactada para una trilogía pero abandonó el proyecto luego del primer film por sentirse incómoda con el director.

Amy Adams y David O. Russell

Otro caso de película exitosa, pero turbulenta puertas adentro, es American Hustle de David O. Russell. En este rodaje a quien le tocó sufrir los maltratos de un director lunático fue Amy Adams. Ella misma confesó que rompía en llanto en el set casi todos los días: “Estaba realmente devastada en el set. No todos los días, pero sí la mayoría.” Tanto fue la exigencia y abuso contra Adams que su compañero de elenco Christian Bale se enfrentó al director pidiéndole que pare. A pesar de que la película tuvo mucho éxito y Adams muestra un gran trabajo, desde su punto de vista, sigue sin justificarse el maltrato que recibió durante el rodaje: “No, no está bien. La vida para mí es más importante que las películas.”



¿Te gusta Indie Hoy?

En este momento tan difícil, necesitamos de tu ayuda. En una época tan crítica para los medios independientes, no queremos dejar de difundir la cultura. Para eso te necesitamos más que nunca: tu aporte es crucial para el sostenimiento de Indie Hoy.

Sumate a la Comunidad