Categorías: Cine
| Publicado
10/05/2019

Avengers: Endgame: La escena que Robert Downey Jr. no quería grabar

Foto: Marvel

Atención: Esta nota contiene spoilers sobre Avengers: Endgame - A algunas semanas de su estreno mundial, Avengers: Endgame se perfila como una de las películas más taquilleras del año y de la historia del cine. Millones de fans han acudido a verla en la pantalla grande, e inclusive algunos han terminado a los golpes. Así que el furor provocado por esta cinta es difícil de ignorar.

Sin embargo, el rodaje del filme estuvo lleno de desacuerdos e impases entre el equipo de producción y el elenco. Uno de los personajes más importantes, sin dudas, es el de Iron Man interpretado por Robert Downey Jr.

En varios diálogos con la prensa, los hermanos Russo, directores de la película, comentaron sobre la renuencia de Downey a decir cierta frase crucial para el final de la cinta. Concretamente, en la escena en la cual Thanos estaba listo para chasquear nuevamente sus dedos y terminar a aniquilar con todos. Entonces, Iron Man es quien chasquea sus dedos, con las gemas en su poder. De esa manera, consigue derrotar al malvado titán y salvar a la humanidad.

Según comentó Anthony Russo, inicialmente Iron Man no decía nada en esa secuencia, y de hecho, se filmó sin parlamento:

"Originalmente cuando iba a chascar los dedos, no decía 'Soy Iron Man'. La idea nació mientras estábamos en la fase de postproducción".

De acuerdo con él, quien propuso incluir la oración fue Jeff Ford, montador del largometraje:

 "Estabamos revisando esa secuencia, y Thanos dice 'Soy inevitable'. Y pensábamos: 'Necesitamos una respuesta para eso. ¿Cuál podría ser?' Y nuestro montador dijo: '¿Qué les parece 'Yo soy Iron Man'?' Entonces dijimos:'¡Lo tenemos!"

Pero luego cuando le pidieron a Robert que volvieran a rodar esa escena con la aludida frase, él no se mostró muy convencido. Esto comentó Joe Russo al respecto, según reporta Screenrant:

"Cené con Downey Jr. dos semanas antes del momento en que debíamos filmarlo. Y él estaba como, 'No lo sé. Realmente no quiero volver y entrar en ese estado emocional. Será... difícil.'"

Finalmente, el actor accedió tras ser convencido por un gran amigo:

"Y Joel Silver, el productor, estaba en la cena. Es un viejo amigo de Robert. Joel intervino y dijo: 'Robert, ¿de qué estás hablando? ¡Esa es la mejor frase que he escuchado! ¡Tenés que decirla! ¡Tenés que hacerlo!' Así que menos mal que Joel estaba allí, porque nos ayudó a convencer a Robert para que lo hiciera".

De cualquier forma, no caben dudas de que esa sencilla frase le añadió mucha fuerza a una escena inolvidable que cerró heroicamente la exitosa saga de Avengers.



¿Te gusta Indie Hoy?

En este momento tan difícil, necesitamos de tu ayuda. En una época tan crítica para los medios independientes, no queremos dejar de difundir la cultura. Para eso te necesitamos más que nunca: tu aporte es crucial para el sostenimiento de Indie Hoy.

Sumate a la Comunidad