Bohemian Rhapsody sigue llenando salas y si bien algunos se quejaron de que la cinta pecaba de homofóbica, para otros la “exposición” de la homosexualidad es reprensible. El film se enfoca en la mítica figura de Freddie Mercury y en el ascenso de la banda que comandaba, Queen. Desde el estreno del primer trailer la crítica denunciaba las evasivas para tratar la bisexualidad de Mercury; una vez estrenado el film también se habló de imprecisiones cronológicas e históricas.

Pero en algunos países han ido un poquito más lejos. Es el caso de Malasia, país en el que han censurado el film, quitando 24 minutos de la cinta porque va en contra de sus leyes antihomosexuales.

Sin tener en cuenta la obra creada por los realizadores ni reparar en los baches narrativos que podrían quedar, el estado de Malasia decidió censurar, en pleno siglo XXI, todas las escenas con contenido homosexual de Bohemian Rhapsody.

Por supuesto que las quejas del público no demoraron en aparecer:

“Aviso a los que vean Bohemian Rhapsody en Malasia: Han eliminado todas las escenas gays dejando todos esos agujeros de guion. La he visto tanto en Singapur y Malasia y me he dado cuenta de que no vas a entender toda la película si la ves en Malasia. ¡Te recomiendo verla en otro lugar!”

El film lleva recaudados 286 millones de dólares en todo el mundo y ha sido, sin dudas, uno de los films más esperados del año, aunque también controversial desde la crítica y el público, que se dividen entre adoradores y detractores. Al mismo tiempo, el film ha provocado una ola de fanatismo hacia Queen, que en Spotify llegó a destronar al reguetón.