El equipo de Pixar ha lanzado un corto en el que se visibiliza, con una visión de igualdad de género, un corto titulado Purl. Fiel a su impecable estilo de animación, Pixar apostó a poner sobre el tapete la desigualdad de género que se produce en ambientes empresariales.

Dirigido por Kristen Lester y producido por Gillian Libbert-Duncan, el corto cuenta la historia de Purl, un ovillo de lana que trata de mimetizarse con sus compañeros hombres para poder encajar y terminar con la discriminación que recibe.

Purl entra con entusiasmo a su nuevo trabajo pero sus compañeros la desestiman, no la hacen parte de las bromas y desoyen sus opiniones en reuniones laborales. Completamente invisibilizada, decide vestirse y comportarse al estilo de los varones que la discriminan, para poder ser parte, anulando su ser. Esto funciona de maravilla hasta que aparece en escena otro ovillo de lana que es tratada de igual manera: con discriminación y desacreditación.

Aquí es cuando Pixar propone su mensaje, como acostumbra en todas sus producciones. De manera ingeniosa y sugerida, el corto apunta a la diversidad y la igualdad, mensajes que se enmarcan en las luchas actuales y que van cambiando las propuestas fílmicas dirigidas a niños y niñas.

Mirá el corto a continuación: