Foto: Disney

The Nightmare Before Christmas o El extraño mundo de Jack, como ha sido conocida en Latinoamérica, cumple 25 años desde su estreno, el 29 de octubre de 1993. Este film representó un hito para aquella generación de niños y jóvenes (y las venideras), que nos encontramos ante un film “para niños” con un planteo terrorífico y moral sobre Halloween y Navidad. Dirigido por Henry Selick y escrito por Tim Burton, el film realizado con la técnica de animación stop-motion dio a la cultura pop personajes inolvidables que suelen invadir cualquier tienda de merchandising: sobre todo Jack y su perro fantasma, Zero, y Sally. También contó con una banda sonora ya clásica con canciones como “Esto es Halloween” y “¿Qué es?”.

En su 25 aniversario de estreno, Selick ha dado una entrevista a The Hollywood Reporter donde relató algunas curiosidades sobre el rodaje del aclamado film. Al contrario de lo que cualquiera puede imaginar, The Nightmare Before Christmas se comenzó a filmar sin tener el guion finalizado. Así lo explicó el director:

“Tuvimos que empezar la producción sin guion, lo cual es una locura. No sabíamos realmente lo que estábamos haciendo, pero teníamos plena confianza en nosotros y nos divertimos bastante”.

Definitivamente estaba en lo cierto al tenerse confianza porque la historia de Jack Skellington no tiene fisuras; igualmente, el tiempo para finalizarlo fue suficiente ya que la realización del stop-motion les llevó casi 3 años, habiendo filmado un total de 109.440 cuadros con 100 personas en el equipo.

Otra anécdota relata por el director es la que involucra a Tim Burton y la escena en la que él hubiera aparecido y nunca fue:

“Hay una toma -la cual realmente lamento haber quitado- al final de la película donde Jack regresa y, entonces, Sandy Claws vuela mientras cae la nieve en Halloween Town. Pusimos a varios de sus habitantes disfrutando de algunos deportes de invierno y se puede ver a unos cuantos vampiros jugando hockey, entonces uno golpea el disco y sale disparado justo hacia la cámara – este era originalmente la cabeza de Tim Burton. Era realmente divertido. Luego Denise Di Novi o uno de los productores de Hollywood me dijo ‘eso no le va a gustar a Tim’. Entonces me sentí como un tonto por no preguntarle. Pero esa es una de las escenas que repetimos y en donde colocamos una calabaza. No sé si la toma todavía exista, pero me encantaría volver a colocarla ahí y estoy seguro de que Tim la amaría”.

No sólo por su 25 aniversario sino porque la época del año lo amerita, el film comienza a aparecer por estos días en los canales de televisión y es un buen momento para revisarla, aunque ya la hayas visto miles de veces.