La semana pasada hablamos de Marriage Story (Historia de un Matrimonio), una película dramática producida por Netflix y protagonizada por Scarlett Johansson (Nicole) y Adam Driver (Charlie). La cinta fue noticia durante todos estos días tras su llegada la plataforma de streaming y formar parte de nuestro listado de las 25 mejores películas del año. Aunque muchos tienden a menospreciar los contenidos originales de esa empresa, el film ha cosechado infinidad de elogios por parte de la audiencia y la prensa especializada y seis nominaciones a los Globo de Oro 2020.

Más allá de ser trending topic en Twitter y dar pie a una infinidad de memes, se trata de un largometraje con una gran carga emotiva que muestra el derrumbe del matrimonio de un director de teatro y una actriz. Se han generado entonces muchas especulaciones sobre cuál fue la pareja real que inspiró su guion. La mayoría de los rumores se refieren a que sus escenas retratan la dolorosa separación de su director Noah Baumbach y la actriz Jennifer Jason Leigh en 2010.

Al igual que el matrimonio que estelariza la cinta, Baumbach y Jason Leigh también se conocieron en Broadway mientras ella trabajaba en una obra de teatro. Se casaron y estuvieron juntos por cinco años. Luego de que ambos pusieran fin a su relación romántica, y él oficializara su vínculo con la también actriz Greta Gerwig; Jason Leigh, al igual que Nicole (papel encarnado por Johansson), consiguió la custodia total de su hijo en común con su ex marido. Ella se mudó entonces a Los Ángeles y Baumbach se vio obligado a recorrer el país para visitar a su hijo, del mismo modo que Charlie (rol interpretado por Driver).

Aquellos detalles sumados al enorme componente biográfico de otras creaciones del cineasta como The Meyerowitz Stories (Historias de familia), donde él rememora el divorcio de sus padres, convencieron a muchos de que Marriage Story sin dudas habla de Baumbach y su ex esposa. Sin embargo, el director ha sido enfático al afirmar que la película no se trata sobre la historia de su divorcio. Por ejemplo, en una entrevista con The Independent se encargó de aclarar ese punto. Noah además anotó que antes del rodaje le mostró el guion de esta película a su ex mujer y a ella «le gustó de verdad, porque no es sobre nuestro matrimonio.»

Por otra parte, en una entrevista con The Hollywood Reporter, Scarlett Johansson se refirió al proceso de construcción de su personaje con el guionista: «Obviamente yo tenía mi propia perspectiva fresca del tema. Quisimos construir algo que viniera de un lugar real así que conversamos mucho, no solo sobre nuestras experiencias personales con el divorcio, sino de todo tipo de relaciones íntimas. Hablamos de la familia, de nuestros padres, de nuestros romances pasados.»

Entonces, Scarlett dejó claro que no se inspiraron en una solo historia: «Nicole es una amalgama de todas esas cosas.» Confesó asimismo que usó mucho de su experiencia personal. Específicamente, del recuerdo de su divorcio del periodista Romain Dauriac.

Adam Driver también se refirió a las situaciones de su vida que le ayudaron a armar su personaje. Por ejemplo, en un diálogo con Daily Mail comentó que vivió la separación de sus padres a los siete años, justo la edad del hijo de la pareja que protagoniza tal cinta: «Sabiendo lo que es tener la misma edad que Henry cuando tus padres se divorcian, y que traten de hacerlo lo mejor posible por tu bien, no podés evitar apoyarte y pensar en eso.»

Otra experiencia real de divorcio que inspiró la cinta es la de Laura Dern, actriz que interpreta a la abogada Nora Fanshaw en Marriage Story. Ella se divorció en 2013 del músico Ben Harper. Su monólogo en esta película sobre el sexismo presente en la sociedad se ha viralizado y ha recibido muchos elogios. Ya algunos especulan que gracias a su rol, podría recibir su primer Oscar.