|
15/01/2019

Conocé la librería que se salvó gracias a Harry Potter

La saga de Harry Potter ha marcado la vida de millones de personas. Sin dudas, la escritora J.K. Rowling logró construir un mundo mágico y acercarlo a sus lectores. De igual forma, los diversos cineastas que adaptaron sus novelas al cine hicieron lo propio con destreza.

En todo caso, uno de los lugares de Europa que más inspiró a Rowling para dar vida a ese universo fue la librería Lello & Irmão. Ubicada en la calle R. das Carmelitas de la ciudad de Porto (Portugal), la arquitectura y decoración de ese lugar remiten al siglo XIX.

Asimismo, una importante escena de Harry Potter y la piedra filosofal fue filmada en su interior. Aquello convierte a este recinto en un atractivo turístico imperdible para fanáticos de esa ficción. Ha sido justo gracias a eso último que hoy en día la citada librería se salvó de la quiebra.

Aunque hace menos de cinco años ese comercio estuvo cerca de cerrar debido a los pocas ventas que reportaba; hoy recibe a un promedio de 4.000 visitantes por día. De igual modo, vende cerca de 1.200 libros a diario. Tal recuperación fue posible gracias a que su administración decidió cobrar 5 euros por la entrada a los turistas.

No obstante, tal y como reconoce uno de sus empleados en un comunicado de prensa, el valor que se paga por ingresar es una especie de "bono". Así que se puede usar para abonar parte del costo de cualquier libro de sus estanterías. De dicha forma estimuló el consumo literario por parte de los curiosos que quizá solo querían ver su majestuoso interior lleno de madera tallada.

Ahora Lello & Irmão conmemora su aniversario número 113 y sigue recibiendo a miles de fans de Harry, Ron y Hermione. Por estas latitudes, la semana pasada reportamos que, según National Geographic, el Ateneo Grand Splendid de Buenos Aires es la librería más bella del mundo.