Hoy en día pareciera que los servicios de streaming ofrecen infinito contenido, aunque no es tan así. Netflix, una de las plataformas más vastas, ofrece contenido de todo tipo: desde películas clásicas y films producidos por ellos mismos, hasta series infantiles y programas de televisión. Aún así, el catálogo muestra muchísimos blancos en cuanto a piezas fundamentales del cine. Y, si bien, desde hace un tiempo han hecho más lugar a producciones orientales, nos sigue faltando un nombre fundamental en lo que a cine animado se refiere.

Studio Ghibli, compañía creadora de films como Mi Vecino Totoro, La Princesa Mononoke o El Viaje de Chihiro, con la firma del gran Hayao Miyazaki, no presenta ninguna de sus películas en ninguna plataforma de streaming. Sorprendió que tampoco apareciera en el flamante catálogo de Dinsey+ y, aparentemente tampoco está en los planes de Studio Ghibli formar parte de esta nueva forma de consumir cine.

GKids, la distribuidora encargada de Ghibli en Norteamérica, explicó la postura que el estudio tiene en torno al streaming. Desde el portal Polygon reportan:

«Studio Ghibli no permite que sus películas estén disponibles digitalmente o para descarga o streaming, en ninguna parte del mundo. Continúan creyendo en que la presentación es vital y particularmente valora las oportunidades que tiene la audiencia de experimentar los films juntos en un cine.»

Así es que la experiencia colectiva, tan propia del cine, sigue siendo un valor en sí mismo para el estudio y una prioridad a la hora de ofrecer sus películas a la audiencia. Cierto es que la comodidad del hogar y el click han transformado la manera en la que consumimos cine y Studio Ghibli se resiste a ello.