|
18/04/2020

El inicio de las bromas de Hugh Jackman y Ryan Reynolds involucra a Scarlett Johansson

Las históricas bromas de ambos actores tienen un origen.

Hugh Jackman, Ryan Reynolds y Jake Gyllenhaal, en las Navidades de 2018

Los actores Hugh Jackman y Ryan Reynolds llevan años haciendo bromas en distintas entrevistas, momentos televisivos y en redes. Pero... ¿cuándo comenzaron estas "peleas"?

Según lo relatado por Jackman en una nota realizada por el medio The Daily Beast: “Hace tanto tiempo… Dios, esto es la clásica señal de que la enemistad se ha prolongado demasiado, ¡cuando ni siquiera sabes por qué o cómo comenzó!”

Más adelante en el artículo, el actor explica que comenzó a burlarse de su compañero con motivo de que años atrás estaba casado con la actriz Scarlett Johansson: se casaron en 2008 y se divorciaron en 2011. Un año después Reynolds contrajo matrimonio con la también actriz Blake Lively.

“Lo conocí en Lobezno, y solía escanearlo porque yo era muy amigo de Scarlett y ella se acababa de casar con Ryan”, explica Jackman. Y completa:

"Así que cuando llegó al set pensé: 'Es mejor que te comportes bien aquí, amigo, porque te estoy observando.' Comenzamos a hablarnos de esa manera y la cosa se fue intensificando con Deadpool, él llamándome e intentando manipularme a través de las redes sociales para hacer lo que él quería.”

Cabe destacar que ambos actores son muy amigos y siguen manteniendo sus ya famosas bromas entre ellos, muchas de ellas se hacen en público. La última fue el pasado fin de semana, cuando Jackman felicitó a su esposa, Deborra-Lee, con un tierno mensaje en Instagram por sus 24 años de casados, y entre el casi 1,2 millones de reacciones a la publicación se pudo ver el comentario de Reynolds en el tono siempre bromista que existe entre ellos: “Aguanta, Deb.”

En la entrevista, Jackman reactivó el troleo mutuo y afirmó que está planificando su respuesta a Reynolds pero que “trata de no dejar que la venganza lo consuma.” “Intento limitar mi tiempo de planificar la siguiente a cinco horas al día”, bromeó, “porque si son más de cinco horas de obsesión sobre conseguir vengarme de Ryan, descubrí que se vuelve poco saludable. Cinco horas al día está bien, me mantiene fuerte y preparado”.

El pasado mes de diciembre, por ejemplo, Reynolds le dio otro golpe a su amigo cuando apareció en la televisión australiana, país natal de Jackman, y durante una entrevista afirmó bromeando sobre su amigo:

“Es solo una persona malvada. Quiero decirles que todos ustedes han sido engañados. Creen que es un embajador de su país y la gente no se da cuenta que es de Winnipeg, Canadá.”

“A veces la verdad duele y hace que se te llenen los ojos de lágrimas, pero ¡Hugh Jackman es un fraude”, añadió.

Su comentario se produjo después de que Jackman intentara boicotear humorísticamente la próxima película de Reynolds, Free Guy, al hacer un montaje con uno de los carteles del largometraje en el que sustituyó a su protagonista por una fotografía de sí mismo: “Una pequeña edición para hacer de esta herramienta promocional algo mucho mejor”, escribió Jackman.

También es famosa la broma navideña que le gastaron a Reynolds sus compañeros Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal en 2018 para devolverle tantas otras que él idea. El actor recibió parte de su propia medicina y lo hizo público en sus redes sociales con una fotografía en la que aparecían los tres actores, con Reynolds en el centro con un llamativo jersey navideño, que le hacía parecer el envoltorio de un regalo. El comentario no tenía desperdicio:

"Estos malditos idiotas dijeron que era una fiesta de jerseys navideños."

Fuente: El País