Tal y como te contamos a comienzos de julio, ayer estaba pautado el estreno de Soledad, la película de Agustina Macri, la hija mayor del presidente argentino, con Vera Spinetta, hija del mítico músico Luis Alberto Spinetta, como protagonista.

Pero el esperado día se tiñó de polémica y desastre cuando un grupo de militantes ingresó a la sala del Village Recoleta en la que se iba a proyectar la cinta con el fin de evitar que esto se llevara a cabo.

Según reportó La Nación en base a testimonios recogidos de otras personas presentes en el lugar de los hechos, los interruptores fueron tres personas, las cuales ingresaron al subsuelo del cine donde se estaba desarrollando la función con normalidad hasta que el trío arrojó una bomba de olor previo a trenzarse en una discusión con los asistentes que pretendían disfrutar del film.

Siempre acorde al citado medio, una de las frases que se dijo en el cruce fue: “Sos parte del sistema igual que todos”, pronunciada por uno de los espectadores a los que se manifestaron en contra de la cinta de Macri.

“Vos llamás a la seguridad porque vinimos a expresar esta barrabasada”, respondió una de las mujeres que buscaba evitar la proyección antes de agregar:

“No queremos que vean la peli ¿La hija de [Mauricio] Macri estrena una película y vos te creés que no va a pasar nada? Si habla de nuestra compañera [María Soledad Rosas] como se le canta el orto. Encima la película la pagamos todos nosotros”.

Las palabras de la mujer provocaron la ironía de quienes intentaban terminar de ver el largometraje: “Gracias por aclararnos cómo son las cosas”, expresó alguien.

Una vez afuera del establecimiento, del cual se retiraron escoltados por el personal de seguridad del mismo, el trío de manifestantes tomó una piedra y la usaron como proyectil para destruir la vidriera de un McCafé ubicado en el Recoleta Mall.

Soledad narra los pasos de María Soledad Rosas (Spinetta), una joven de Barrio Norte devenida en integrante del movimiento “squatters” que fue acusada por el gobierno italiano de ser una de las terroristas más peligrosas del país, lo que terminó llevándola a prisión. Ella, al igual que lo había hecho su novio, se terminó suicidando, lo que produjo que su nombre se convirtiera en un mito de la cultura popular anarquista.