El director de cine británico Nicolas Roeg falleció a sus 90 años, según informó la BBC.

Reconocido por títulos como Performance (1970), con Mick Jagger de protagonista, y The Man Who Fell To Earth (1976) con David Bowie, su cine ha influenciado a una gran cantidad de realizadores: Steven Soderbergh, Christopher Nolan y Danny Boyle lo han citado en repetidas ocasiones.

Su thriller psicológico de 1973, Don’t Look Now, causó controversia por sus escenas de sexo explícito. Otros títulos que le valieron reconocimiento a nivel mundial fueron Walkabout (1971), Bad Timing (1980) y The Witches (1990).

Su hijo, Nicolas Roeg Jr., declaró que su padre murió el viernes por la noche y agregó: “Era un padre genuino. Acababa de cumplir 90 años, en agosto”.

En 1999, el British Film Institute (BFI) posicionó a Don’t Look Now y Performance en el 8º y 48º lugar, respectivamente, en la lista de las mejores películas británicas de toda la historia. Su última película como director fue Puffball (2007), aunque también colaboró en el documental The Film That Buys the Cinema (2014).