Foto: Shane Karns

Once Upon a Time… in Hollywood está en boca de todos. El nuevo film de Quentin Tarantino ya ha recaudado más de 183 millones en todo el mundo y se ha enfrentado a diversas críticas por su incorrección política frente a diversos personajes como Sharon Tate o Bruce Lee, pero también tiene fascinada a una buena porción del público.

En la cantidad de apariciones públicas de Tarantino y entre sus ruedas de prensa, el director se sentó a charlar con su colega Paul Thomas Anderson sobre su reciente film.

Ambos directores, lejos de establecer rivalidad, compartieron sus visiones acerca del nuevo film de Tarantino, con Anderson oficiando de comentador y también entrevistador. El realizador de Magnolia se declara completo fan de la película, elogiándola y confesando que la vio cuatro veces y media:

«Una de las cosas que amo de esta película es cuánta alegría hay en ella, simplemente alegría pura. Tus películas siempre tienen la alegría de hacerla. Es como si el más experto del mundo hiciera una película sobre la cosa sobre la que más sabe, es decir, las películas, esta ciudad (Los Ángeles) y la humanidad de ella.»

Anderson ahondó también en largo proceso creativo que conllevó la película. Cómo llegó a la creación del final y a concebir la narración en un solo día. Tarantino tomó el fin de la época dorada de Hollywood para concertarse en un actor venido a menos y en su doble de riesgo. Además se estos personajes principales, interpretados por Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, también aparecen en film personajes históricos, entre ellos Sharon Tate. Sobre la construcción de los personajes, el director comentó:

«Traté de convertir a Sharon en un personaje de Tarantino. Rick, Cliff y hasta McQueen son personajes tarantinescos. En cierta forma, no quería que Sharon fuera un personaje. Quería que fuera la persona que es. Ahora, es solo mi interpretación sobre lo que aprendí del tema.»

Escuchá el audio completo a continuación: