Foto: Georges Biard

Después de estrenar Once Upon a Time in Hollywood, la novena película de su filmografía, Quentin Tarantino reveló sus planes para el futuro.

Según reconoció el propio director ante una audiencia abarrotada en un evento de BAFTA en Londres, pasará un buen tiempo entre las aventuras de los inseparables Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) y Cliff Booth (Brad Pitt) y su próximo largometraje dado que durante período se dedicará a terminar de escribir un libro, hacer una obra de teatro y trabajar en una serie de televisión.

«Normalmente, cuando termino un guion, comenzamos a producirlo», dijo Tarantino y recogió Variety. «Cuando terminé ‘Hollywood’, no estaba listo para comenzar. Parte de la razón por la que no estaba listo fue porque estaba realmente conectado a la escritura en ese momento.»

“Así que terminé Once Upon a Time in Hollywood. Terminé ese guion, lo dejé a un lado y después escribí una obra de teatro. Luego escribí una serie de televisión de cinco episodios. Y ahora mismo estoy escribiendo un libro que espero terminar en tres meses. Así que la idea es que, con suerte, lo habré terminado en marzo y después, teóricamente, quizá haga la obra de teatro. Y después, teóricamente, quizá haga la serie de televisión. Y para entonces estaré pensando qué haré para mi décima película”, agregó.

Por otro lado, el reconocido cineasta oriundo de Knoxville, Tennessee, el haber pensado en la idea de hacer de Once Upon a Time in Hollywood y otro de sus exitosos films, Inglourious Basterds, miniseries.

«Fácilmente podría haber escrito una versión de cinco horas de ‘Hollywood’ y convertirla en una miniserie de cinco horas. Definitivamente tenía esa cantidad de material escrito a mano y grabamos casi lo suficiente como para hacer al menos una versión de cuatro horas», reconoció Tarantino.

En el caso de Inglourious Basterds, la cinta estuvo pensada como una serie de seis horas, pero una cena con el director francés Luc Besson hizo que Quentin cambiara de idea.

Adoptando un acento francés exagerado, reconoció que Besson le dijo: «Vos sos una de las pocas personas que hace películas que me dan ganas de salir de casa para ir a verlas y ahora me estás diciendo que tengo que esperar cinco años antes de volver a hacerlo.» Esas palabras resonaron en la cabeza de Tarantino, lo que finalmente lo llevó a hacer un largometraje y no una serie.

Con el libro, la obra de teatro y la serie al tope de la lista de prioridades, la décima película tendrá del cineasta tendrá que esperar, pero el director se encargó de confirmar que sucederá: «Habrá una décima, sí. No tengo idea de lo que va a ser. Va a ser un poco más adelante.»