Hace algunos días atrás, The Hateful Eight, la más reciente película de Quentin Tarantino aterrizó en Netflix Estados Unidos en un formato sorpresivo: en vez de los 168 minutos de corrido que el público pudo disfrutar en los cines allá por el 2015, la cinta fue transformada en una miniserie de cuatro episodios. Pero eso no fue todo, sino que los capítulos contienen metraje inédito hasta la fecha, perteneciente al Roadshow Cut, una versión que se proyectó de manera muy limitada y nunca salió a la venta.

La llegada del noveno largometraje del cineasta de Knoxville, Tennessee, produjo un sinfín de preguntas de parte de los seguidores de Tarantino como así de la prensa especializada.

La confusión fue tal que el propio Quentin decidió esclarecer todos los interrogantes en una entrevista con el portal SlashFilm.

«Netflix vino a nosotros y nos dijo: ‘Hey, miren, si están interesados… Si hay aún más metraje, y si estuvieran interesados en juntarlo de algún modo que nos permitiese emitirlo en tres o cuatro episodios, dependiendo de cuánto material extra tengan, estaríamos dispuestos a hacerlo’”, reconoció el director.

“Pensé, wow, es muy intrigante. Quiero decir, la película existe como se la conoce, pero si fuese a usar todo el material que rodamos y ver si podría juntarlo en un formato episódico, estaba dispuesto a darle una oportunidad, a probar.»

Así fue como Tarantino, junto con su editor, Fred Raskin, pusieron manos a la obra y, tras un arduo trabajo, dieron con un nuevo formato con 25 minutos de material adicional para el film protagonizado Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Tim Roth, Michael Madsen y Channing Tatum, entre muchos otros

«Durante aproximadamente un año después de su estreno, puede que algo menos, Fred Raskin y yo nos juntamos y trabajamos muy duro. Recortamos la película en piezas de 50 minutos, y con mucha facilidad sacamos cuatro episodios de ello. No re-editamos todo de cero, pero hicimos mucho remontaje, y se desarrolla de forma diferente. Algunas secuencias son más similares que otras cuando las comparamos con la cinta. Transmite una sensación diferente que me gusta mucho. De todos modos, la película tiene un aspecto literario, así que, definitivamente, tiene esta capacidad para desarrollarse en capítulos», dijo el también escritor, productor y actor.

Por otro lado, Tarantino confesó tener una versión extendida de Django Unchained que supera las tres horas de duración y que verá la luz después del estreno de Once Upon A Time in Hollywood.

«He editado un director’s cut de Django. Ronda las tres horas y cuarto, o tres horas y veinte minutos, algo así. Esta no la haría una miniserie, porque sería mejor como una película. Pensé en la idea, pero funciona mejor como está, sólo que más larga, así que lo hice. Esperaremos a que pase un tiempo después de Once Upon A Time in Hollywood y, eventualmente, la lanzaremos.»