Después de su paso por numerosos festivales alrededor del mundo, El silencio es un cuerpo que cae se erige como uno de los títulos argentinos favoritos de este año para la crítica y el público. Recientemente consagrada como la Mejor película en la Competencia argentina del Festival Asterisco, la ópera prima de Agustina Comedi es un retrato documental de la historia de su padre Jaime. A partir de material de archivo grabado por el mismo Jaime, entrevistas realizadas a amigos y familiares, la realizadora cordobesa desentraña secretos familiares relacionados a la identidad sexual en los primeros años ’80, con el activismo político atravésandolo todo.

En nuestra cobertura de BAFICI 2018, decíamos sobre la película: “Un relato íntimo de su directora, Agustina Comedi, quien busca reconstruir la imagen de su padre, conjugando las cosas que le habían dicho sobre él y una enorme cantidad de registro en VHS. Pero al ir profundizando en la película encontramos no sólo una alta poética visual, que hacen de la nostalgia y el dolor pinceladas analógicas, marcando el retrato de quien fue en verdad Jaime en vida. También hay una fuerte denuncia política de movimientos marginados hace tiempo, como el LGTBI (sin aún tener conciencia de grupo). Hoy una película así sirve, más que como una herramienta, como un arma de expansión, porque explora la clandestinidad pasada de las luchas de hoy. Un relato que funciona como un acordeón, donde se abre a cuestiones sociales y políticas en notas graves, pero produce su música cuando se cierra en lo más profundo de las preguntas de la directora y el silencio del personaje”.

Sobre la película, Comedi cuenta:

“Durante muchos años, hacer esta película fue para mí, un dilema. ¿Cómo contar la propia historia cuando también es la historia de otrxs? ¿Para qué contar secretos, cuando se puso tanto empeño en conservarlos y no precisamente con miseria o maldad? ¿Por qué intentar que otrxs hablen de eso que les cuesta tanto decir? Hace varios años, cuando en Argentina se sancionó la ley de Matrimonio Igualitario, una activista dijo que ese enorme triunfo no era solo nuestro, porque nosotrxs caminamos sobre huellas. Todas las personas que forman parte de mi película y de mi historia, dejaron una huella. Juntxs construimos un gran tejido de militancia afectiva que espero, después de ver El silencio es un cuerpo que cae, siga imprimiendo más huellas por las cuales seguir caminando”.

Hoy 21 de noviembre es la última oportunidad para verla en la Sala Leopoldo Lugones (Av. Corrientes 1530, CABA), pero su recorrido sigue: desde el jueves 22 de noviembre estará en la cartelera del Cine Cosmos UBA (Av. Corrientes 2046, CABA), Cine Municipal Eco Select (CC Islas Malvinas, 19 y 51, La Plata), el 23 en Cine El Cairo (Santa Fé 1120, Rosario) y el domingo 25 en CC Comunitario Leonardo Favio (Villa María, Córdoba)

Mirá el trailer de El silencio es un cuerpo que cae a continuación:

El silencio es un cuerpo que cae | TRAILER from Kino Rebelde on Vimeo.