Foto: Sony Pictures Entertainment

No caben dudas de que Venom es una personaje bastante vomitivo. Y es que el simbionte tiene un aspecto poco armonioso, dominado por una enorme boca con muchos dientes puntiagudos. Además de comer cerebros, es célebre por babear todo el tiempo.

Desde que el simbionte se fusionó con el pobre Eddie Brock, lo hemos visto digerir toda clase de “comidas”. Así que una incómoda pero pertinente pregunta sería: ¿Adónde van los desechos de su alimentación?

Por suerte, no tendremos que maquinar mucho al respecto de ese asunto. La respuesta a esa cuestión llegó a través de los comics de Marvel. En varias viñetas se puede observar una directa alusión a esa saliva de sospechoso color verde.

Allí se menciona lo siguiente de manera literal:

“Ese líquido que sale de tu boca es el medio por el cual tu simbionte excreta los desperdicios después de disolver la materia extraña que ingresa a tu boca. En este caso, cientos de balas. Edward, ¿No sabías eso?”.

Acto seguido, vemos el rostro enojado de Eddie ante semejante revelación tan asquerosa.

Con esa explicación se evidencia que la saliva de Venom es, al mismo tiempo, su excremento. Para quienes lo anterior no sea “demasiada información” y quieran saber más de dicho antihéroe, también recomendamos este artículo sobre la curiosa fuente de inspiración para la lengua de este personaje.