Después de el éxito cosechado a nivel global con la cinta animada Isle Of Dogs -obra que en Argentina fue estrenada en el BAFICI de este año-, el metódico cineasta texano Wes Anderson parece estar listo para embarcarse en su próxima incursión en el séptimo arte.

Según reportan medios como La Nouvelle Republique, el citado director eligió a la localidad francesa de Angoulême como el lugar de rodaje del que vendría a ser su décimo largometraje. En todo caso, y acorde con lo informado por dicho portal, las labores de filmación en el suroeste de Francia están previstas para comenzar en febrero de 2019 y se extenderán por los menos durante cuatro meses.

Una vista de Angoulême, a orillas del río Charente

Y si bien la elección de Anderson de un rincón de ese país europeo para crear su nueva película no sorprendió a nadie, puesto que él mismo vive en Francia desde hace 10 años, tanto la trama como los pormenores del elenco y eventual lanzamiento de esta producción venidera siguen siendo secretos. En todo caso, se especula que en un par de meses arribarán a esa mencionada región algunos de los actores y miembros del equipo del futuro metraje para familiarizarse con la zona.

Por lo pronto, resta saber si Isle Of Dogs logra ser nominada en categorías de mejor película animada y guion original para la edición 2019 de los premios Oscar. De cualquier forma, lo más reciente que habíamos informado sobre Wes es que estaría cargo de la curaduría de una exposición de arte.