Hace unos días, te contamos que X-Men: Dark Phoenix, la más reciente y última película de los mutantes de Marvel antes de que Disney tome posesión de la franquicia, había cosechado las peores críticas en las casi dos décadas de existencia de la saga.

Después del fin de semana en el que el film comenzó a proyectarse en las salas de cine estadounidenses y canadienses, los números indican que el fracaso no sólo se vio reflejado en las críticas que recibió, sino también en la taquilla.

Según reportó Deadline, en sus primeros días en cartelera Dark Phoenix solo le generó 33 millones de dólares a 20th Century Fox, un número muy por debajo de los más de 50 millones que el estudio calculó que produciría con el largometraje.

Además, la cinta de Simon Kinberg tuvo el peor debut de fin de semana en Norteamérica entre las doce producciones que componen la franquicia al quedar 20 millones por debajo del hasta ahora estreno más flojo. Como si las malas para la Fox no fueran suficientes, esta es la primera vez que una película de X-Men no se quedó con el puesto número uno en cuanto a las recaudaciones de los primeros días en los cines, posición que esta vez ocupó The Secret Life of Pets 2, la película animada de Universal Pictures dirigida por Chris Renaud.