Totem Comics es un sello editorial digital fundado en 2012 por Quique Alcatena y Fernando Calvi con la finalidad de reunir historias de superhéroes de diversos autores, armando un hermoso y variado catálogo en personajes, historias y estilos disponible para su lectura online. Como sucede en muchos de estos casos, se produjo el traspaso en papel de varios de sus personajes, como Sereno de Luciano Vecchio, Dr. Paradox de Quique Alcatena, Apagón de Lea Caballero, y en esta oportunidad, con la anunciada pre-venta de parte de Szama Ediciones, es el turno de Los Potenciales de Patricio Oliver.

Luego de ver la imponente portada nos surgen dos pensamientos. El primero es que esta apertura puede tratarse de un engaño y este nivel de psicodelia en los colores no va a estar presente en el interior. Lo segundo es que, sin leer el nombre del autor, podríamos estar ante una obra de Fer Calvi, quien nos tiene acostumbrado a jugar con sus estilos en varias historietas (incluso la inconclusa Sombre del mismo sello digital tiene un aire muy similar). Cuando damos vuelta la página podemos darnos cuenta de lo equivocado que estábamos, por lo menos en nuestra primera observación.

El nivel de calidad en el uso de colores y estilo de Oliver se mantiene en todo el libro, ni siquiera promediando el final tenemos un descanso del arte, la psicodelia y el equilibrio de colores llamativos y bien utilizados que se mantiene en todo momento. En algunas páginas somos testigos de experimentos en cuanto a la narración y uso de esta técnica, pero nunca hay una baja en la calidad. Es un deleite visual, una psicodelia que nos atrae completamente, es un mundo único lleno de colores llamativos imposible dejar de disfrutar. El problema de esta técnica es la limitación que le da en la continuidad, aunque el estilo narrativo del autor suple esta falla con diálogos explicativos, exceso de diálogos por cuadros más una narrativa pausada, notamos que falta algo más de movilidad entre las escenas o entre los cuadros.

En cuanto a la historia, se nos presenta un grupo de superhéroes llamados Los Potenciales que protegen a la ciudad de Brutópolis y sus brutos, quienes también entrenan para convertirse en futuros Potenciales. La historia en general transcurre por los caminos de la previsibilidad, salvo algunas excepciones, no estamos ante un guion original y el autor tampoco la pretende. Sí hay varios elementos interesantes que no son explotadas del todo, como los choques entre ellos o la opinión que tienen sobre las personas a las que cuidan; son varias cuestiones reflexivas sobre el superhéroe que le dan interés a la obra cuando la historia camina por un recorrido conocido, en especial en este género. El guion se adapta muy bien al estilo de dibujo de su autor y es difícil (a la vez sería interesante) imaginar una historia distinta con este arte.

Los Potenciales es un deleite visual que nos ofrece una narrativa con el uso de colores más allá del dibujo, pero que no esta exenta de puntos en contra. El primero es que si no nos gusta este estilo no es una obra fácil de digerir. Lo segundo es que limita a la narración porque le quita continuidad y movilidad, la cual debe ser suplantado por un exceso de diálogos y texto retro, que le borra, en parte, la frescura a un arte que lo tiene. A cambio de esto, el autor nos ofrece varios conceptos interesantes sobre el superhéroe pero que no termina de explotar por las limitaciones en la narrativa.

Sobre el final, nos regalan una historia extra con una narrativa más fresca y mejorada del resto del libro y presenta un desafío para el autor: lograr este mismo nivel en el guion para el próximo arco argumental principal.

Los Potenciales

Patricio Oliver – Ed. Szama Ediciones