Con un estilo híbrido, casi que inclasificable y valiéndose de una formación instrumental poco usual, que incluye saxofón y flauta traversa, este grupo de chicos residentes de Capital Federal presentaron hace unos meses su primer producción discográfica modestamente titulada Trabajando para usted. En su imagen de portada se observa un paisaje rural nublado y solitario, pero el contenido de este EP dista de aquella sobriedad y simpleza.

Si bien podríamos afirmar que su sonido se nutre del blues, en sus canciones no suele reinar un ambiente de melancolía, sino más bien una bohemia que por instantes disfruta de lo caótico; tendencia que queda evidenciada al final de canciones como “Te vi” y “Campamento”, donde tanto la voz líder como los coros se funden para arremeter con un ímpetu furioso.

Asimismo, las letras de estos temas relatan búsquedas insatisfechas e inquietudes propias de la juventud y de la condición humana en su conjunto. Es así como escenas bucólicas, como las propuestas en “Campamento” se tiñen de tragedia, bosquejando a su vez una atmósfera sonora tan compleja como estimulante.

Más adelante, “Visto volar” empieza con una apacibilidad protagonizada por lo acústico, pero que con el desarrollo de la canción va sumando el resto de la instrumentación para dar a este EP debut un cierre colmado de potencia.

Hijos Malones arriba entonces con este debut para dejarnos una muestra de los recursos y la estética de una agrupación que de entrada tiene una propuesta sólida, con una identidad propia, sin apelar a la imitación de otro artista en particular y la capacidad de crear pasajes inesperados, prescindiendo de la adhesión a un género específico. Vale la penar seguirles la pista, por lo pronto, sus canciones se pueden escuchar en Bandcamp y en sus próximas presentaciones.

Comunidad Indie Hoy