Descubrir
18/08/2022

Pancho Gana: Pop chileno para cuestionarlo todo

En su tercer disco titulado Amor moderno, Francisco Gana profundiza en su reclamo por una sociedad más unida y amorosa.

El amor es lo que marca el más reciente disco del músico chileno Pancho Gana, Amor moderno. Pero no solo el amor romántico, sino que el amor como motor para cambiar el mundo, para modificar miradas y transformar el presente. “No hay rabia si no hay amor por cambiar las cosas. Todo nace desde ahí”, expresó el compositor a través del comunicado de prensa, vinculando de esta manera su actual quehacer musical con un compromiso social en respuesta al contexto político por el que atraviesa Chile. Así, su más reciente placa entrega una declaración de principios importante y contingente, siempre en clave de música pop tan bailable como introspectiva.

Gana comenzó su discografía en 2016 con su primer disco titulado Seré. Publicado a través del sello Beast Records, el álbum combinaba elementos provenientes de la trova con el pop y la música de raíz latinoamericana para converger en una propuesta de carácter mestizo que lo asentó rápidamente en la escena alternativa chilena. Luego, en 2019, presentó Ruido unido, trabajo en el que experimentó con elementos del dream pop y sonoridades lo-fi para lograr una estética nostálgica, un poco más oscura e íntima, sobre la que cantó acerca de la desesperanza que veía en un país aplastado por el sistema neoliberal.

“¿Cuándo será que mejore la hecatombe que dejó el modelo? -se pregunta en "Cuando será", la apertura del disco-. Mírame bien, tómame la mano y vamos derribando esquemas. Para cambiar esa forma de ver, dibujaremos con fuego en la piel”. Así el músico dejó en evidencia las temáticas que abrazaría y profundizaría a partir de ese momento. Más adelante, en “Amarillo”, Gana reclama por una sociedad más unida, mientras se da el lujo de citar a Los Prisioneros, una de sus mayores fuentes de inspiración.

Tres años después de Ruido unido, la situación en Chile sigue siendo efervescente y, como es costumbre, el arte y los artistas acompañan firme el proceso. En el caso de Gana, el disco Amor moderno -que estrenó en julio de este año- funcionó como una terapia contra la soledad vivida durante la pandemia. También sirvió como una manera de plasmar los cuestionamientos personales que pueden surgir en contextos alborotados y tan expuestos al cambio. "Hoy vivimos en tiempos postmodernos y creo que preguntarse qué es el amor por estos días es importante -asegura Gana en conversación con Indie Hoy-. Creo que somos una generación que tiene rabia porque sentimos que vivimos en una época que no nos corresponde. Siento que no hay rabia si no hay amor por cambiar las cosas. Todo nace desde ahí, del amor".

El álbum cuenta con diez canciones en las que las grandes y pegadizas melodías son las protagonistas. Hijas de un legado pop tan como chileno como argentino -hay influencias claras de Virus, Alex Anwandter y también varios guiños a Mac DeMarco-, las composiciones -acompañadas por artistas como Benjamín Walker, Dulce y Agraz, Noah Blanco, Pau, entre otros- cantan sobre la importancia del baile, del pensamiento crítico y de las búsquedas personales en una era en la que el capitalismo busca a toda costa aplastarnos. “No entiendo esa ambición que tú tienes, se te olvida cómo bailar acá. Estás apostando por algo que no va a sacarte de ese lugar. Solo te entierras más”, canta Pancho en “Todo o nada” para señalar algunas de las trampas en las que se cae en el sistema hiper-consumista que existe en Chile.

La propuesta de Pancho Gana en su más reciente disco es simple y, a la vez, no tanto: amar lo que hacemos, escuchar nuestras luchas internas, no olvidar lo que nos mueve aunque todo se ponga cuesta arriba. "Siento que este disco pasa por todo el proceso que vivimos las personas que queremos que el mundo sea un lugar más grato: el amar, el bajonearse, volver a levantarse, sufrir entremedio, alegrarse, extrañar y enamorarse. Todo está ahí para mandarnos a reflexionar", explica sobre la aventura que termina con “Mírate”, una balada que funciona como invitación directa a no perder el foco y siempre mirar un poco hacia adentro para entendernos.

Mirá el video de "Todo o nada" a continuación y escuchá Amor moderno en plataformas de streaming (Spotify, Tidal, Apple Music).