Descubrir
|
12/08/2021

Romphonics se mueve entre la fuerza y la melancolía en su nuevo EP: El escape

La segunda parte de su trilogía de EPs encuentra al trío argentino explorando su sonido agresivo y compacto.

Romphonics es un trío motorizado por el cantante y guitarrista Rommel Rey, el bajista Daniel Otero y el guitarrista Hum Pérez. La banda comenzó en 2015 en Buenos Aires y este año publicaron dos EPs que formarán una trilogía, ¿Qué nos pasó? y El escape, ambos producidos por el grupo en Buenos Aires y Humberto en West Palm Beach.

Las tres canciones de este último EP "componen un todo: la resistencia, la aceptación y el escape”, según cuenta Rommel. Si fuera una película sería aquella que marcó la infancia del cantante: El imperio del sol (Empire of the Sun, 1987). En el plano sonoro, esto se traduce en un sonido compacto y agresivo elaborado a partir de la rabia que generan la ansiedad y la frustración. La idea, agrega el músico, es “que sientas que estás en la sala donde ensayamos o en un show: con la fuerza de la banda y, a la vez, su matiz melódico y melancólico”.

"We Don’t Let It Go" comienza con una introducción en ruso que enuncia: “y yo que estaba pensando que, quizá, este mundo para muchos se nos está viniendo encima. Pero es una perspectiva: es lo que creo y lo que pienso. Vamos a salir adelante en su momento”. Y, en su última parte, plantea: "¿Y el tiempo? ¿El pasado? ¿El futuro? ¡El presente! Es lo único que debemos vivir”.

Luego de la declaración en plural, llega la pregunta: "¿Cuánto más?". El segundo track vino acompañado por un video realizado por Lucía Cherni y con el protagónico de María Laura Sciacca. A tono con el pulso narrativo y sonoro del álbum, la canción busca indagar en la resistencia: “Cuánto más voy a dejar que todo se me vaya al carajo y cuánto más voy a permitir que todo me joda”, se pregunta Rey. La escala final titula el viaje: "El escape". “Solo se escapa de lo que te tiene cautivo o atrapado -continúa-. Una sensación secuestra al individuo, lo va domando. Llegan los miedos y se vuelve dócil. La única solución está en la cabeza, darse cuenta y librarse de todo”.

El escape plasma un ciclo y un camino: la transición de un estado emocional a otro. "Sentimos la necesidad de dejar atrás muchas cosas, comenzar a ver el presente y que nos anuncie el futuro”, reconoce Rommel. Superación de miedos y paradigmas, aprendizaje y aceptación son algunas de las palabras que acompañan la búsqueda grupal. Algo que, de un tiempo a esta parte, se ha traducido en letras: la preocupación de Romphonics por la humanidad, el amor, la urgencia por despertar y reflexionar y, principalmente, “que no estamos dispuestos a aceptar cómo están las cosas, sino que somos capaces de mantenernos firmes y avanzar”.

Escuchá El escape de Romphonics en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).

Ver más sobre: Música en Argentina