Últimamente las imágenes espaciales y del cosmos o están de moda o cobraron demasiada importancia. Sea lo que sea, son lindas, no vamos a decir que no. Y sin querer queriendo, se convierten en una postal musical, una postal que le ponemos música acorde, que «nos parece» que suena «al espacio». Odio las comillas.

Un disco que puede contener miles de estas imágenes (perfectamente simuladas con el visualizador de iTunes: ctrl+T) es este, el debut del dúo canadiense Purity Ring: Shrines. Once canciones, treinta y ocho minutos, una galaxia musical de lo que algunos llaman chillwave y que otros simplemente lo encasillan en lo electrónico.

Megan James y Corin Roddick formaron la banda en 2010, tras alejarse de otro proyecto (Gobble Gobble) por sentirse más atraídos por la experimentación con el R&B. Al poco tiempo lanzaron su primera canción, «Ungirthed«, y en unos meses anunciaron la llegada de este disco a través de su nuevo sello: el monstruo 4AD Records.

Seguro se van a hartar de leer comparaciones con lo mismo, pero es inevitable citar a Canadá en esta reseña. Como si el lugar fuera determinante, la escena que se está gestando en el país más norteamericano viene dando una buena seguidilla de discos del estilo: Grimes lo hizo también este año, The Weeknd con sus canciones aún más R&B o Dragonette que tiene poco que ver pero le da batalla al frío.

Volviendo a lo nuestro. Hubo un EP en el medio, pero en el pasado julio llegó el primer larga duración que abre con «Crawlersout«, canción que invita a sumergirse en este universo de atmósferas, rutas geográficas, llameante y subacuático al mismo tiempo. Amores grandes, lugares, el fuego y la piel joven son las temáticas por las que nos recorre Megan en sus letras que originalmente eran escritos que nunca pensó en publicarlos pero que acabaron en canciones.

El álbum sigue su camino con «Fineshrine«, «Ungirthed«, «Amenamy«, en las que las letras llaman poderosamente la atención, además de la instrumentación y la voz llena de matices de la joven Megan. Para la segunda mitad se dejaron las canciones que ya habíamos escuchados de ellos, grandes temas como, «Belispeak«, «Lofticries» y la encargada de cerrar, «Shuck«, cargadas de una sensualidad urbana que se siente.

Termina el disco, y lo mejor que te puede pasar es que empiece a llover. O abrazar una bocanada de humo de andá a saber qué.

Purity Ring – Shrines

2012 – 4AD Records

Sitio | Facebook | Twitter

01. Crawlersout
02. Fineshrine
03. Ungirthed
04. Amenamy
05. Grandloves
06. Cartographist
07. Belispeak
08. Saltkin
09. Obedear
10. Lofticries
11. Shuck

Purity Ring-shrines by A on Grooveshark