the avalanches

Mejor tarde que nunca, diría cualquier fanático de The Avalanches, que tuvo que armarse de paciencia y esperar nada más ni nada menos que 16 largos años para al fin poder escuchar el sucesor del ya clásico titán del sample-based: Since I Left You.

Para esa época, mimados por la crítica, y adorados por decenas de nuevos fanáticos, The Avalanches se convertía en la apuesta más original y vanguardista del momento. Pero desde ese lanzamiento, la banda empezó a tener un perfil inactivo, y básicamente toda su carrera se desarrollaría solo en rumores, que empezarían desde el 2005 hasta este año.

Los rumores (entre tantos y tantos) se hicieron mucho más fuertes el día en que tanto su página oficial como las redes sociales de la banda empezaron a actualizarse con la imagen de una misteriosa mariposa dorada. El ansiado momento estaba llegando, y tras anunciar un par de shows, los primeros en más de una década, dejaron en claro que la vuelta de The Avalanches, estaba más cerca que nunca.

Since They Left Us“, teaser del nuevo álbum, no sólo nos avisaba que había un nuevo material en camino, sino que también nos dio bastante información sobre cómo va a ser el mismo, por ejemplo: Que Danny Brown, Ariel Pink, Father John Misty, y Jennifer Herrema iban a estar en él; también nos dejaba una probadita de nuevas canciones (que luego serían “Subways” y “The Wozard of Iz“); y que el álbum saldría en verano (invierno acá). Pero claro, todavía no había nada enteramente concreto.

En el año 2014, Pitchfork subía una nota en donde rumoreaba que The Avalanches estaba trabajando en una canción con el rapero Danny Brown, que se llamaría “Frankie Sinatra”. Dos años tuvieron que pasar para asumir ese rumor como verdadero, y luego de una larga espera, por fin teníamos una nueva canción del grupo australiano.

“Esta canción cambiará el mundo”, decía Danny Brown en ese artículo, y si bien no logró hacerlo, sí dejó una controversia bastante grande. “Frankie Sinatra” se podría calificar como una canción de electro-swing, lo cual hizo que me pregunte: ¿puede una banda tan esperada, volver con una canción de electro-swing? ¿Sabiendo que es un género casi mediocre? El mundo se separó entre los que defendían la canción, y los que la odiaban y aclaraban que el nuevo álbum iba a ser una mierda. Sin dudas este track trajo una baja de las enormes expectativas que teníamos respecto al nuevo material de The Avalanches. Además del lanzamiento del single, se le sumaba el anuncio del tan esperado nuevo disco, que se pasaría a llamar Wildflower.

Como gran fanático de Since I Left You, lo que más esperaba sobre Wildflower, era que este mismo se asemeje lo más posible a lo que fue su antecesor, porque obviamente ¿quién no quisiera una segunda parte de ese material tan único y original que nos voló la cabeza a todos? Pero en estos 16 años las cosas han cambiado como para que ese deseo se cumpla, y un factor muy importante (del cual estaba preocupado), es el hecho de que muchos de los miembros originales de la banda ya no están, y especialmente uno de los que hoy no está, es Darren Seltmann, quien para mí, era el punto clave de la banda, tanto que lo convertía en el líder definitivo. En un mini-documental que vi hace poco por YouTube, donde se veía a The Avalanches en sus comienzos, se podía ver a Darren trabajando delicadamente en seleccionar, mezclar, remixear y ajustar todos los samples posibles en el armado de una canción. Él era el alma y cerebro de la banda, por lo que imaginar cómo sería esta nueva etapa sin él me dejaba con muchas incertidumbres. ¿Habrá cambios? ¿Se respetará el mismo espíritu? ¿Escucharemos algo totalmente distinto a Since I Left You? Demasiadas preguntas que en tanto tiempo no tuvimos la oportunidad de hacernos.

Wildflower es un cambio a medias, pero es el tipo de cambio que cualquiera podría esperar por parte de The Avalanches. “Subways” suena de la manera en que solo ellos podrían sonar, con vocales acompañados de sampleos sobre viejos vinilos con sonido-fritura en una marcha dance-funk, que definitivamente nos relajaba en el sentido de que por lo visto, no se abandonará el viejo espíritu. Pero gracias a “Frankie Sinatra” nos enteramos que el ahora trío australiano quería ir mucho más atrás en su carrera, y se planteó volver a esas épocas en donde se mostraban como una banda under de hip-hop que imitaba por completo el sonido de los Beastie Boys, dentro del cual presentarían El Producto, EP lanzado en 1999. The Avalanches, como al inicio de su carrera, volvía a hacer del hip-hop su sonido característico, pero esta vez obviamente, detrás de los micrófonos.

La inclusión de sus raíces no fue una mala idea: canciones como “Because I’m Me”, en donde el duo Lo Camp rapea con tentadoras rimas sobre un collage de sampleos entre “Wants Ads” de Honey Cone, y “Why Can’t I Get It Too” de Six Boys in Trouble. Como en “The Noisy Eater”, un divertido track sobre alguien muy hambriento, que tiene un poco de Captain Murphy-vibe, del cual debería ser un reconocimiento al clásico “Mm.. Food” de MF Doom, delatan buenos resultados en lo creativo-conceptual a la hora de introducir su expresión en base de colaboraciones. Tanto la participación de Danny Brown, como la de Biz Markie y Jean-Michael Bernard, entre otros, son de los puntos más altos de Wildflower, que acompañaron la circulación constructiva del material sin dejar fragmentos colgados que machaquen el sentido general de toda intención.

Pero habría una sorpresa, o algo que no se podía especular ni formaba parte de esos rumores circulando por ahí, y es que este álbum también tendría mucha más intervención neo-psicodélica de la mano de artistas como Jonathan Donahue, Jennifer Herrema, Toro y Moi, y nada más ni nada menos que de Father John Misty, que por un lado nos dejaban algo de inquietud y ansiedad por conocer su trabajo con The Avalanches.

En Since I Left You, tapados por una inmensa esfera dance, se encontraban dos canciones que pasaban de ser percibidas, una era “Summer Crane”, y la otra “Extra Kings”, y creo que ellas fueron la influencia para tomar un recorrido más amplio en torno a Wildflower. “Colours”, es un trance con influencias de Ween que juega con el efecto reverso y se pierde en llamadores de ángeles y una melodía dulce e introvertida. Por el lado de Toro y Moi, uno dejándose llevar por su último mixtape “Samantha”, pensaría que su participación correría más por el lado del hip-hop, pero “If I Was a Folkstar” se mantiene en su órbita delicada de psicodelic-pop con un bajo tipo Tame Impala como acompañante de coros limpios y synths que parecen instrumentos de viento. El final de Wildflower termina con una línea de tres que supone ser un final celestial de Disney sobre divertidos vocales con poca intervención de géneros electrónicos, que le dan un cierre natural y místico.

Pero la vuelta de The Avalanches con Wildflower no es del todo satisfactoria. El problema más grande que encontré en este material, es sin dudas el que menos me esperaba, y tiene que ver con que algunos de los fragmentos de este disco, están bastante faltos de creatividad, alternativa, o sólo no suenan bien. Y que The Avalanches tenga este tipo de problemas, es como si Mariah Carey, Whitney Houston y Celine Dion tuvieran un proyecto juntas, y su principal problemas sean las voces, es totalmente inesperado. “Subways“, a pesar de ser una tonada súper movida, se queda en una simple repetición cada un minuto con detalles mínimos para sacarle lo repetitivo; y ni que hablar de “Sunshine”, que es una canción demasiado larga para un simple loop que se repite mil veces sin modificación alguna, del cual se pierde total carencia de sentido. No estoy diciendo que estas canciones son terriblemente malas, porque están lejos de serlo, pero cuando uno recuerda frases que leía en el teaser de Wildflower, como: “básicamente están haciendo el álbum de sus vidas”, y por el simple hecho de que en 16 años hubo demasiado tiempo como para tratar éstas canciones, uno se lleva un poco de desencanto. El único momento en el que siento que todo estuvo perfectamente seleccionado y articulado, y que se hizo el mismo trabajo logrado en Since I Left You, es en “The Wozard of Iz”, sin dudas la mejor canción de todo el material, y gran candidata a ser una de las mejores canciones del año.

A pesar de este gran problema, no voy a negar que disfruté mucho de este material: Wildflower no será ese collage magnífico e inmejorable llamado Since I Left You, pero se queda con buenos momentos que cualquiera que lo escuche sabrá de lo que hablo. Es un material que todavía sigue sonando como ninguno, por lo que ignorarlo sería un gran error. Después de tanto tiempo, The Avalanches volvió, ¿valió tanto la espera? Yo diría, que tal vez.

The Avalanches - Wildflower

The Avalanches – Wildflower

2016 – XL / EMI / Astralwerks / Modular

www | Facebook | Twitter | Instagram | YouTube

01. The Leaves Were Falling
02. Because I’m Me
03. Frankie Sinatra
04. Subways
05. Going Home
06. If I Was a Folkstar
07. Colours
08. Zap!
09. The Noisy Eater
10. Wildflower
11. Harmony
12. Live a Lifetime Love
13. Park Music
14. Livin’ Underwater (Is Somethin’ Wild)
15. The Wozard of Iz
16. Over the Turnstiles
17. Sunshine
18. Light Up
19. Kaleidoscopic Lovers
20. Stepkids
21. Saturday Night Inside Out
22. Frankie Sinatra (Extended Mix)

Comunidad Indie Hoy