|
23/10/2020

The Killers - Imploding the Mirage

Analizamos el sexto álbum de estudio de la banda de Las Vegas.

Foto: Robert Ashcroft

A lo largo de la discografía de The Killers se puede advertir la lucha interna de su líder Brandon Flowers: por un lado, su condición de rockstar, y por el otro, su enorme fe mormona. En numerosas entrevistas, el cantante ha dejado en claro que la vida de los excesos le resulta tan ajena como impropia para alguien que se crió en la iglesia. Lejos de las drogas, el alcohol o la inestabilidad propia de una vida de gira, él prefiere la familia y la seguridad de un hogar bien constituido. Imploding the Mirage, el séptimo disco de la banda estadounidense, parece ser la síntesis de esos dos extremos en apariencia irreconciliable. Finalmente, Flowers hizo las paces con sus elecciones de vida y enseña el camino de una redención personal. 

El seguidor del experimental Wonderful, Wonderful (2017) es un álbum más directo y tradicional, influenciado por la presencia de músicos invitados como Lindsay Buckingham de Fleetwood Mac, Adam Granduciel de The War on Drugs y la cantante canadiense de country pop K.D. Lang. Es además el primer disco que la banda realiza sin su guitarrista original, Dave Keuning. La enérgica sonoridad de Imploding the Mirage remite inevitablemente a los comienzos más electrónicos de la banda, aunque muchas de sus canciones tienen la grandilocuencia que The Killers ganó con los años, como si estuvieran pensadas para corear grandes estadios. 

El amor de Flowers por New Order y The Smiths se refleja en varios momentos del disco, como en la pegadiza "Caution" y "Dying Breed", donde reafirma su lealtad por su mujer. También abundan las declaraciones de amor, como en "My God", enriquecida gracias a la voz de Weyes Blood. Esta canción es la que mejor revalida la búsqueda espiritual de Flowers, imprimiendo al disco con un profundo sentimiento religioso. La intensidad y la emoción van creciendo hasta llegar a un clímax que invita a todos a entrar bailando a la iglesia por la puerta principal y disfrutar de la ceremonia.

Las metáforas místicas también aparecen en "When the Dreams Run Dry", canción que comienza como si fuera un outtake del Beck de Hyperspace (2019) pero pronto abandona el ambient y toma velocidad. El track que da nombre al disco se encarga de darle un cierre más liviano y alegre, como una última muestra del talento de Flowers, que juega con los registros y propicia esas aberturas con la voz que tan bien ha realizado desde siempre.

Parejo y emotivo, Imploding the Mirage es un proyecto ambicioso que será recordado como una de las aventuras musicales más valiosas de la banda. Tal vez muchas de estas nuevas canciones no cuenten con la aceptación de sus fans, pero en casi veinte años de carrera, The Killers cuenta con la bendición divina de seguir sonando vigente.

The Killers - Imploding the Mirage

2020 - Island

01. My Own’s Soul Warning
02. Blowback
03. Dying Breed
04. Caution
05. Lightning Fields (con k.d. lang)
06. Fire In Bone
07. Running Towards a Place
08. My God (con Weyes Blood)
09. When The Dreams Run Dry
10. Imploding the Mirage

Escuchalo en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).