the raveonettes

No parecería tanto, pero cierto es que han pasado casi dos años desde que Observator, el sexto disco de The Raveonettes llegó a escandalizar nuestras noches de verano. Si seguimos con atención la prolífica carrera del dúo, no era difícil predecir la cercanía de aquel sucesor que hoy conocemos bajo el nombre: Pe´Ahi.

Sorpresas, si las hay, el 22 de julio el nuevo LP llegó a nosotros sin previo aviso, provocando, en su osadía, atención inmediata sobre esta, la séptima producción de los daneses, que hoy los ubica en el pico de la ola.

Nótese el juego de palabras: Pe´Ahi es el nombre de un spot para surfistas en Maui. Quizás llame la atención debido a que una playa es quizás la última imagen mental que podría evocarse en uno al escuchar The Raveonettes. Con mucho esfuerzo quizás pueda aparecer en alguna de esas alegres canciones cincuenteras que flamean alto entre los clásicos de la banda, pero de igual manera, no es una asociación instantánea. Dificulta del mismo modo, pensar contextos similares con la sombría tapa del disco, featuring: una daga (¿?) y una etiqueta de parental advisory.

Sune Rose Wagner, mitad del binomio creativo que se completa con la exótica Sharin Foo, compartió al momento de estrenar “Endless Sleeper”, la canción que oficia de apertura al disco, que todo remite a una horrible experiencia en su vida donde casi muere ahogado en Hawaii. Es el dato que tal vez esclarezca un poco las cosas.

Sune siente que es esta, la primera canción de Pe´Ahi, la que sintetiza el sonido y la estética de la producción. Pero es ahí donde discrepo, creo que por más deliciosa que sea, carece la fuerza de su sucesora: “Sisters”, y si hay algo que separa a este disco de las últimas creaciones de la banda es exactamente eso: su explosividad y contundencia.

Sisters” es una canción que no se presenta amigable en una primera escucha. Lo que la caracteriza es la manera en la que permite que se diriman el caos y la armonía en un juego incesante, violento en un primer acercamiento, vital al cabo de unos cuantos.

Lo contrario sucede con “Killer in the Streets”, una canción atrapante desde un comienzo. Es imposible negar su poder cuando no terminaste de atravesar la primera mitad y ya estás moviendo verticalmente la cabeza.

Wake Me Up”, es la canción que más rememora los pasajes de oscura introversión que parecían una constante en sus discos post 2010: Raven in the Grave (2011), Observator (2012). Dentro de la misma línea se encuentran “The Rains of May” o “When Night is Almost Done”, aunque nunca dejando de lado esa fuerza intrínseca al disco que, como he dicho anteriormente, reivindica invaluablemente la inagotable carrera del dúo.

Mucha de esa explosividad inherente a Pe´Ahi responde a los esfuerzos de una gran producción encabezada por Justin Meldal-Johnsen, artista cuyo CV tiene como highlight haber realizado la misma tarea para el épico Hurry Up, We’re Dreaming de M83 y se agranda cuando tenemos en cuenta sus colaboraciones para exponentes como Beck, Air, The Mars Volta o NIN, entre muchos otros.

Las canciones que más se favorecen de este salto cualitativo son (además de las dos primeras), “Kill!”, “A Hell Below”, o (mi favorita): “Z- Boys”.

La producción del disco lo realza enormemente. Nos permite apreciar todos esos deliciosos matices sobre los cuales se edifica la estética de Raveonettes. Es la profundidad en texturas y atmósferas la cualidad más significativa de los daneses y es la virtud de este disco, lograr que esas características se vuelvan inteligibles, y de este modo, ineludibles.

Pe’Ahi es tan violento como la manera en la que llegó a nosotros. Si alguna vez dicha palabra pudiera ser utilizada sin una connotación negativa, este es el momento (y quizás una de las pocas excepciones). Irrumpe en sus maneras, en sus tiempos, y nos obliga a sumergirnos en él (nótese el -ya repetitivo- juego de palabras).

Dos años atrás, terminaba mi reseña de Observator preguntándome si los Raveonettes podrían llegar a sorprenderme… algo ingenuo de mi parte. Quería que salieran un poco de su zona de confort y me sacudieran tal como lo hicieron la primera vez que los escuché. Lo mejor de Pe’Ahi es que lo lograron sin volverse ajenos a su esencia, sino explotándola lo más provocativamente posible.

The Raveonettes - Pe ahi

The Raveonettes – Pe’ahi

2014 – Independiente

Sitio | iTunes | Spotify | Facebook | Twitter | YouTube

01. Endless Sleeper
02. Sisters
03. Killer in the Streets
04. Wake Me Up
05. Z-Boys
06. A Hell Below
07. The Rains of May
08. Kill!
09. When Night Is Almost Done
10. Summer Ends