warpaint-2016

Salir de lo convencional en el mundo de la música puede ser un arma de doble filo y no todos los artistas se arriesgan a probar con fórmulas nuevas o experimentar con géneros por los que nunca antes habían transitado. Las chicas de Warpaint grabaron en solo cuatro meses el sucesor del disco homónimo de 2014 y nos sorprendieron con sonidos algo oscuros y con canciones que nada tienen que ver con las de The Fool (álbum debut de 2010) o con el EP Exquisite Corpse.

Este 2016 fue un año movido para las californianas en cuanto a otros proyectos: Emily Kokal colaboró con el músico de folk Paul Bergmann, Theresa Wayman formó BOSS, un supergrupo con miembros de Hot Chip y All We Are, y Stella Mozgawa colaboró con Kurt Vile en B’lieve I’m going down y con Cate Le Bon tanto en el estudio como en los shows en vivo. No hay que olvidarse de Jenny Lee quien le dio vida a Right On!, su primer trabajo como solista. Pudieron haber optado por disolver la banda y seguir cada una por su camino, pero afortunadamente no fue así. Gracias a la experiencia de tocar con otros músicos, volvieron al ruedo con nuevas ideas y lo volcaron de lleno en este nuevo disco.

Este tercer trabajo de estudio de Warpaint salió el 23 de septiembre bajo el sello Rough Trade y ya prometía bastante con los pequeños adelantos que la banda subía mediante videos en sus cuentas de Twitter o Facebook. No tan guitarrero como los discos anteriores pero sí más rico en cuanto a la apertura hacia nuevos sonidos, acá hay material para todos los gustos: desde melodías pegadizas hasta toques de hip hop. Heads Up comienza con “Whiteout” y no hace falta dejar pasar varios segundos del tema para saber que todo lo que viene atrás va a ser novedoso para nuestros oídos. La exquisita voz de Emily se pierde entre notables líneas de bajo y la guitarra de Theresa que juguetea con punteos para crear una canción bellísima que cierra por todos lados. Lo que sigue es “By Your Side”, que se encarga de llevarnos de paseo por el lado oscuro de la banda y puede que sea la canción más experimental y retorcida del álbum. Si bien “New Song” está llena de optimismo y tiene todo lo que está bien para una canción pop (letra pegadiza y buen ritmo), desencaja con todas las demás y da la impresión de que podría haberse lanzado junto a “I’ll Start Believing” y “No Way Out” en el 7’’ del año pasado. En “The Stall”, la voz de la frontwoman por excelencia nos invita a sumergirnos en una canción cálida y sencilla, que sin dudas, se convierte en otra de las preferidas.

“So Good” es otra de las que tienen alguna que otra pincelada pop y es también de las más moviditas en este nuevo álbum. El sexto tema es “Don’t Wanna”, que nos hace bajar algunas revoluciones y nos puede hacer recordar a Massive Attack y su trip hop con aires misteriosos. “Don’t Let Go” es obra de Jenny y parece una composición pura y exclusivamente hecha para su disco solista. Sin mucho esfuerzo en la parte lírica, este es otro de los puntos bajos de Heads Up que pasa sin pena ni gloria.

Si con “Biggy” tuvimos el tributo para Notorious B.I.G. en Warpaint, este año lo tenemos para el Dr. Dre en “Dre”, canción en la que se luce Stella Mozgawa en el uso de las bases de hip hop y demás efectos que demuestran que la banda tuvo muchísimas influencias y que musicalmente se metió en un terreno donde nunca antes se había metido. La seguidilla de “Heads Up” y “Above Control” puede que suene al Warpaint de hace unos años atrás: guitarras, algún que otro sintetizador, bajos bien marcados y una batería al pie. Para finalizar, en “Today Dear” encontramos la calma y la simpleza en un par de acordes que dejan ver a una Kokal casi vulnerable e íntima en la última canción de las once del álbum.

Heads Up todos los condimentos para ser uno de los discos del año y no es para menos. Acá el talento y la energía se fundieron para armar un álbum quizás complejo y rebuscado a primera escucha, pero que con el paso del tiempo hace que por 52 minutos nos perdamos en atmósferas variadísimas y lo disfrutemos una y otra vez. Las chicas salieron a expandir sus horizontes y a acercarse a lo desconocido porque, después de todo, quizás la música se trate de explorar, crear o reinventarse. De más está decir que con este álbum lo lograron y aún les queda mucho más por hacer. Afortunadamente hay Warpaint para rato.

warpaint

Warpaint – Heads Up

01 Whiteout
02 By Your Side
03 New Song
04 The Stall
05 So Good
06 Don’t Wanna
07 Don’t Let Go
08 Dre
09 Heads Up
10 Above Control
11 Today Dear