Entrevistas
|
30/08/2022

Aterciopelados: “El rock latino ya no es un género masivo”

Hablamos con el legendario dúo colombiano sobre su último disco, Tropiplop, mientras se preparan para presentarse en la primera edición del festival Vive Latino en España.

El festival Vive Latino tenía planeada su primera edición en España para septiembre de 2020. Como casi todo durante ese año, el evento se pospuso sin una nueva fecha clara en el horizonte, pero dos años más tarde la espera llegó a su fin y el cartel propuesto para este 2 y 3 de septiembre en Zaragoza brilla fuerte con nombres de distintos puntos de Iberoamérica. Los shows de Mon Laferte, Café Tacvba, Kase.O, Babasónicos y Silvana Estrada son algunos de los más esperados por parte del público, además de la reaparición por Europa de Aterciopelados, quienes luego de varios años -y tras múltiples experiencias en festivales en la península ibérica- vuelven para presentar su más reciente álbum, Tropiplop (2021).

Estrenado el primer semestre del 2021 y continuando con la colorida -y necesaria- impronta política y social que los caracteriza, Tropiplop (su disco número 11) se presentó ante el mundo como un grito en defensa del arte, de la mujer y del planeta, con el cual obtuvieron dos nominaciones a los Grammy Latinos y musicalizaron con gracia y elocuencia -como es costumbre- parte de las tantas problemáticas que enfrentó el mundo durante el período de confinamiento.

“El disco terminó siendo un compilado de épocas -aclara Andrea Echeverri en conversación con Indie Hoy-. Algunas canciones fueron escritas en pandemia, pero otras no. Otras fueron un demo, de esos que a veces quedan en la nada, pero de pronto se abrió ante nosotros un tiempo increíble que generalmente está lleno de viajes y una cantidad de cosas, entonces empezamos a desenterrar estos demos. La canción ‘Quinceañera‘, por ejemplo, yo se la había escrito a mi hija cuando cumplió 15, y no había pasado nada con eso. También en la pandemia fue el momento para escribir otras cosas, como ‘Destapabocas‘ y ‘Amo de casa‘, que hablan más directamente de ese momento”. “El arte es esencial, artículo de primera necesidad”, canta Andrea en “Destapabocas”, canción que reflexiona sobre el papel del arte en medio del encierro. Como esta, son varias las piezas de este álbum que llevan un mensaje fresco y directo acerca de la realidad actual.

Antidiva”, el primer single de Tropiplop y el que los hizo acreedores de la nominación a Mejor Canción Alternativa en los Latin Grammy 2021, refleja -haciendo al mismo tiempo una crítica a la hipersexualización y a la cosificación de la mujer- el camino de Andrea Echeverri y Héctor Buitrago en la industria musical, una senda que ha estado marcada por un repertorio con enfoque en lo ambiental, el feminismo y el antibelicismo, y que ha desafiado constantemente al establishment. “Yo soy la antidiva, no salgo sexy en las fotos, me trabo en las entrevistas, no me empeloto en las revistas. Antidiva pero artista, la música es mi mística”, asegura la letra. Por otro lado, “Gritemos”, canción escrita por Héctor en la que se reivindica la movilización social a través de un homenaje al paro nacional que se vivió el año pasado en Colombia, versa con fuerza: “Gritemos quién somos y lo que queremos, sabemos quiénes somos, la luz que tenemos. Escuchen gobiernos, este es el mensaje: un solo planeta es lo que tenemos”.

Tropiplop es un disco que reflexiona mucho sobre política, arte, música, feminismo; diferente a lo que sucedió en general con los lanzamientos de ese período que fueron discos y canciones muy introspectivas, más orientados a abrir o hablar sobre el mundo personal de un artista. ¿Cómo definirían el mundo personal de Aterciopelados?
Andrea: El mundo interno de Aterciopelados tiene dos núcleos, porque somos un dúo. Y eso lo hace más variado, más tolerante, más contradictorio. Héctor y yo somos muy distintos, y eso mismo es chévere. Con el disco anterior hicimos un juego: el disco se llamó Claroscura, porque él es claro y yo soy oscura. Aterciopelados tiene claros y tiene oscuros, tiene hombre y tiene mujer, y tiene dos seres que están envejeciendo y que están tratando de hacerlo bien, natural, asumiéndolo. Somos antidivos los dos, comprometidos con muchos temas. Pienso que Aterciopelados tiene una trayectoria tan larga y un repertorio muy comprometido con lo que pasa que cuando llega la pandemia -aunque se dé algo muy interno- vamos a seguir hablando de esas mismas cosas, porque son nuestro vocabulario, de alguna manera.

Con la inmediatez que se vive en la industria musical hoy, ¿cómo sintieron que fue la recepción de un disco con quince canciones de mensajes claros, fuertes y contingentes?
Andrea: Lo que siento es que a la gente le importa “Florecita Rockera” y yo en los conciertos ya los regaño. Hay una saturación, sale tanta música y uno puede escuchar tantas cosas que ya nadie le pone atención a nada. Son pocas las personas que se oyen un disco entero y escuchan las letras. Entonces, la recepción de algunos es chévere, pero pienso que la mayoría están perdidos en la lista de novedades de los viernes.
Héctor: Nosotros siempre hemos sido muy eclécticos en los discos y esta vez también. Vamos cambiando las maneras de producir y evolucionando con las letras. Definitivamente ahora el rock latino no es de los géneros masivos y es muchísima la gente que lanza singles semana tras semana, pero nosotros tenemos algunos seguidores que siempre están pendientes. Lo que pasa es que nos damos cuenta que, como dice Andrea, la gente no oye las letras, y es algo que viene con estos tiempos de tanta información. Por lo pronto, el disco fue nominado a los Grammy Latino y quedamos contentos. Entendemos que sacar un álbum es más difícil porque ahora se usa lo de los sencillos y completar un álbum al finalizar, pero bueno, ahí vamos, adaptándonos a todos estos temas.
Andrea: Sí, y al final los nuevos discos para uno son muy importantes, porque eso eres tú hoy. Y más aún cuando tú sabes que en un concierto van a querer escuchar “Florecita Rockera”. Por eso pienso que un nuevo disco eres tú también defendiendo que, sí, “Florecita Rockera” estuvo bueno, pero esto es lo que estamos haciendo hoy, que es más maduro, que está más estructurado, que seguramente no va a ser tan famoso. A mí me gusta más lo nuevo, yo soy feliz con cada canción nueva que inventamos. Celebro aunque sepa que no va a ser un hit. Me parece que es especial y que es la razón por la que uno sigue siendo artista, es inventarse algo, algo que tenga que ver contigo y con el planeta hoy. Hoy me la invento y este es el sabor que tiene, y esa sensación es insuperable.

Foto: Juan Andrés Moreno

¿Creen que cambió algo en el trato a quienes hacen y trabajan del arte, luego de la época más dura de la pandemia? ¿Sintieron algún movimiento interno dentro del circuito artístico?
Héctor: Definitivamente siento que había muchas perspectivas de cambio a nivel personal, social. Todo sale a flote, todo es evidente en este tiempo. Yo siento que debemos vivir el día a día y adaptarnos a lo que venga, siendo consecuentes con lo que creemos. Es la única manera de vivir en este tiempo, de vivir de una manera coherente. Hay muchas cosas que están pasando y hay muchas luchas todavía por dar.
Andrea: Nosotros estábamos preparados de alguna manera, porque llevamos tantos años en esto y tantas cosas han cambiado. Nos hemos adaptado a todos los cambios, entonces adaptarse a lo que pasó en la pandemia fue más o menos fácil. Creo que el cambio puede ser ese, que los artistas nos vayamos acostumbrando a que esto es duro y que toca adaptarse. Pienso que los artistas somos guerreros. Toca darle a las que sean. Si tienes un mensaje que dar, tienes que buscar la manera de hacerlo aunque no haya presupuesto, aunque no haya disquera, aunque pienses incluso que nadie lo está oyendo. Lo importante es crear algo con ese mensaje y tratar de compartirlo.

Y luego de todo esto, ¿cómo ven el futuro? ¿Tienen esperanza, optimismo?
Andrea: Ahora estamos felices porque ganó la izquierda por primera vez en la historia y tenemos una vicepresidenta divina, la cosa más hermosa. También uno sabe dónde vive, ¿no? Y uno sabe la calaña de los políticos, que después salen con que no se puede gobernar así y qué se yo… Pero este momento se siente muy hermoso. Ese domingo todos sentimos una cosa en el corazón tan linda. Cuando Petro empezó a dar el discurso y empezó hablando del amor yo sentí algo especial. Ya vamos a ver la dura realidad qué depara, pero el momento sí es lindo, simbólicamente es super poderoso.
Héctor: Habrá que ir viviendo el día, porque ahora hay muchas variables con todo este tema de la globalización, la geopolítica, las pandemias, el control de las multinacionales… Todo lo que sucede en el mundo, tantos retos que se avecinan, que hay que ir mirando día a día y confiar en el lado bueno del ser humano para que todo sea a favor de la humanidad y a favor del planeta.

Con un historial largo de presentaciones en diferentes escenarios de España (en 1996 fueron la banda soporte de la gira de Héroes del Silencio, dando más de 20 conciertos en todo el país, y luego en 2001 fueron parte del festival Fémina Rock junto a Julieta Venegas y Amaral, además de otros tantos shows), Aterciopelados está expectante por reunirse con el público que asistirá a la primera edición del Vive Latino en suelo europeo.

“Tenemos una larga historia con España -afirma Andrea-. Con España no es fácil, ellos viven en otro mundo, tienen otros gustos. En España no les gustaba Soda Stereo, es como raro, ¿sabes? Allá pasan otras cosas. Generalmente nosotros allá tocamos para inmigrantes. No es que no vaya ningún español, pero diría que el 90% son colombianos, argentinos, peruanos, lo que a mí me parece que es un público muy hermoso. Se hace ahí como una reunión latinoamericanista muy especial y muy linda, muy teñida de la nostalgia de lo que les hace falta. Esos conciertos son una hermosura. Ahora con Vive Latino me parece lindo participar y me parece chévere que suceda. No creo que vayamos a conquistar el mundo español, pero está chévere hacer presencia, y que vayan hartos latinoamericanos me parece delicioso. El show que estamos haciendo ahora tiene varias canciones de Tropiplop, varias de Claroscura y, por qué no, varios clásicos, también.

Aterciopelados se presenta el viernes 2 de septiembre en el festival Vive Latino en Espacio Expo (Zaragoza, España), horarios y entradas disponibles en el sitio oficial. Escuchá Tropiplop en plataformas de streaming (Spotify, Tidal, Apple Music).