|
19/08/2022

Gauchito Club: “En Mendoza se prefiere ser original y la gente lo valora”

Hablamos con la banda mendocina sobre su segundo disco, El camino de la libertad, sus extensas giras y cómo se enteraron que una de sus canciones sonó en el entrenamiento de la Selección.

Gauchito Club logró posicionarse como la nueva banda referente de la movida mendocina. Solo este año, en febrero tocaron por primera vez en el Cosquín Rock, llenaron una fecha en el Konex y un Niceto en mayo. En el marco de la gira por su nuevo disco, El camino de la libertad (2021), la banda ahora se prepara para dar un show épico el viernes 19 de agosto en el Auditorio Ángel Bustelo de la ciudad de Mendoza.

La banda mendocina nació en 2015 de la mano de los hermanos Nazar. Con melodías pegadizas y letras cotidianas, Gauchito pronto logró ocupar su lugar en la escena musical nacional. Si bien la banda nunca pretendió adelantarse a su tiempo, su primer álbum Guandanara de 2018 dejó bien en claro su capacidad para lograrlo. En su segundo álbum, la banda dio un pasó más y se animó a fusionar con géneros como la cumbia, la música disco, el pop y el reggaetón. Este disco está conformado por una docena de canciones con una esencia cuyana que bien supo cultivar en el pasado otros proyectos como Karamelo Santo.

En conversación con Indie Hoy, los cantantes Gabriel y Sasha Nazar hablaron sobre su gira, el nuevo disco y mucho más.

Les vienen pasando cosas increíbles, desde llenar un Niceto hasta tocar ahora en el Bustelo. ¿Cómo se sienten?
Gabriel: Es un proceso que viene desde hace mucho tiempo. Si bien la última vez que fuimos a Capital llenamos un Niceto, anteriormente habíamos llenado Konex. A mi parecer, la banda tiene algo muy orgánico. Estamos muy concentrados en dar un buen show y por suerte hoy, sin tantas comunicaciones, estamos logrando un montón de cosas, tanto en Mendoza como en otras ciudades.

También tocaron por primera vez en el Cosquín Rock…
Sasha: Nos encontramos siendo parte de una movida nacional que nunca imaginamos. Fue increíble estar ahí y tener un público que nos haya ido a ver, había muchísima gente agitándonos aunque tocamos temprano. Al ser una banda de Mendoza siempre es un poco más difícil todo, pero en el Cosquín nos dimos cuenta que estábamos en la escena nacional. Fue una gran experiencia.

¿Cómo es la experiencia de tocar fuera de la ciudad?
G: Siempre apretamos “reset” y vamos como si fuese un celular sin caché. Siempre con la idea de sorprendernos de lo que pase, porque el público se renueva y es increíble lo que está pasando. La otra vez, por ejemplo, tocamos en Tucumán y en Salta, fue la primera vez que fuimos a tocar allá y había gente hasta en la prueba de sonido. Nos querían conocer, sacarse fotos. Ni hablar de la emoción que la gente nos expresa a través de los shows, se cantan todos los temas. Nuestros seguidores se sienten muy representados con el mensaje que transmite Gauchito en su totalidad. Hay una cosmovisión de entender a la banda como un sentido de pertenencia muy fuerte. Entonces la gente canta desde el tema uno hasta el tema doce, y te das cuenta que escucharon todo el disco. Para nosotros es una locura, es como volver a enamorarnos cada vez que salimos de Mendoza.

Hace poco tocaron en Uruguay y ahora se viene Paraguay. ¿Cómo se lleva Gauchito con eso?
S: Este es un año de romper barreras, de trascender lo nacional. Fuimos a Uruguay y ahora vamos a ir próximamente a un festival en Paraguay, y también vamos a ir por primera vez a Chile. Para nosotros son pequeños pasos que alguna vez visualizamos y hoy se están concretando.

Hace poco sonó una de sus canciones en el entrenamiento de la Selección. ¿Cómo tomaron esa noticia?
G: Estábamos volviendo de Tucumán y nos empezaron a llegar mensajes por WhatsApp de gente que estaba viendo la transmisión del partido en TyC Sports. Nos dicen: “¡Loco! están pasando ‘La pibita’ en la transmisión del partido”. Nosotros no teníamos forma de poder corroborarlo, ya que íbamos viajando, hasta que escribimos en Instagram si alguien lo había visto y si tenían el recorte del momento de la transmisión. Después un fan nos lo mandó y no lo podíamos creer.
S: Hay gente que nos comentó que era una playlist de los mismos jugadores, que tenían canciones de bandas argentinas, ahí dentro estaba “La pibita”. Y la verdad que es algo mágico. Algo más grande que la Selección Argentina no sé si hay.
G: Sentir que ese tema estuvo cerca de Messi es muy fuerte.

¿Cuándo se dieron cuenta que lo que se estaba gestando cuando comenzó Gauchito iba a terminar en algo grande?
G: Nunca pensamos tener éxito, simplemente estábamos muy convencidos de una idea, a tal punto de romper nuestros propios esquemas. Queríamos tener una banda con la cual poder bailar y estábamos muy convencidos de cómo hacerlo. Al estar tan convencidos y entregarnos, se generó algo que es retroalimentado entre la gente y Gauchito. También pienso que cuando uno hace una canción y la muestra, o la sube a Spotify, ya no es más de uno, sino de quien la escucha. Entonces, el sentido de pertenencia que ha tenido la gente con las canciones ya nos supera. Gauchito es más la gente que nosotros. Una locura.

¿Creen que pudieron expresar algo que no estaba dicho a través de sus canciones?
S: Yo creo que tuvimos la fortaleza de hacer algo nuevo, de crear algo nuevo. Presentamos algo genuino que teníamos nosotros y no se lo copiamos a nadie. Eso realmente contagia, la gente espera que vos les des algo novedoso y creo que fuimos por ahí. Espero que siempre nos podamos mantener fieles a nosotros mismos, a hacer lo que sentimos y no lo que creemos que la gente quiere.

Hablemos del disco. ¿De dónde surgió El camino de la libertad?
G: Teníamos la cuenta pendiente de hacer un segundo disco, había muchas canciones que ya las teníamos, que las empezamos a hacer después de Guandanara. Nos volvimos a encontrar todos juntos en una casa en el campo, cocinando y compartiendo entre todos, terminando la preproducción de las canciones. Ahí fue que sentimos que el nombre que mejor quedaba con el disco era una canción que tocamos en Córdoba en el 2016. Con Sasha solíamos tocarla mucho en bares, no sé por qué no la volvimos a tocar, pero fue la que encajó justo con el disco y la que le dio el nombre. Hablaba de la libertad y con esto de estar encerrados durante la pandemia le daba mucha fuerza.

Tuvieron invitados muy variados. ¿Cómo surgieron estas colaboraciones?
G: Siempre tratamos de buscar un contraste con bandas que no se parezcan a nosotros. Buscamos artistas que nos vengan a proponer algo diferente para que de repente aparezca algo fresco. Con Fran, de Francisca y Los Exploradores, fue muy espontáneo. Él vino a tocar a Mendoza y nos juntamos a tomar la media tarde, y ahí fue que surgió la colaboración. Nosotros ya teníamos ese tema y él fue quien propuso la melodía del estribillo, y así.
S: Y no teníamos pensado hacer un feat con él. Ese día estábamos tocando la guitarra y el chabón dijo: “¡Qué lindo tema!”, y bueno, le propusimos hacer el feat. Después nos fuimos a jugar a la pelota. Después también nos colaboró Axel Fixs y La Delio Valdez. Con La Delio sí fue una idea más formal de hacer la colaboración, nos lo propuso nuestro sello que es Fader Digital.

Foto: Leo Furió

¿Cómo ven a la movida mendocina actualmente?
G: Yo creo que hace mucho tiempo que la movida mendocina tuvo esa ebullición de lo que ya es más conocido, con bandas que ya abrieron el surco. Anteriores a Mi Amigo Invencible, Usted Señálemelo y Perras On The Beach estaban Los Enanitos Verdes y Karamelo Santo. Justamente en el Bustelo vamos a rendir homenaje a esas bandas, yo creo que han hecho el “trabajo sucio” para que luego bandas como nosotros estén en este momento. En el presente, se nota mucho cuando sale un disco con calidad y muchas veces es mendocino. En Mendoza se prefiere ser original y la gente lo valora.

¿Y a la escena porteña?
S: Está lleno de cosas Buenos Aires, cada vez que vamos es un torbellino de actividad. Hay oportunidades todo el tiempo, que a veces por no estar allá nos las perdemos. Siempre terminamos haciendo un camino más paralelo nosotros.
G: Yo creo que a nivel país está pasando algo muy lindo y es el apoyo que hay entre artistas. Entonces vas a un recital y ves a Silvestre y La Naranja haciéndole el aguante a Bandalos Chinos. Es como que hay algo de empujar todos para el mismo lado, que quizás antes no se podía. Había un individualismo más marcado.

¿Cómo se preparan para encarar los shows que se vienen?
S: Cada vez crece más, hay muchas sorpresas. Lo próximo que se viene es el Bustelo que es el show más grande y más ambicioso hasta ahora. La puesta va a ser gigantesca y tenemos miles de sorpresas. Va a ser increíble.
G: Van a haber invitados, no vamos a decir quiénes. La lista de temas va a estar muy buena. Vamos a tocar temas que hace mucho no tocábamos. Solo falta una bola de fuego, leones y fuegos artificiales para que sea completo.

¿Qué otras fechas se vienen para lo que queda del año?
S: Iniciamos el año con una gira muy completa. Llegamos por primera vez a Uruguay, estuvimos en Mar Del Plata. Buenos Aires, Cosquín Rock, Rosario. Ahora se viene Paraguay, Córdoba, San Luis, San Juan. También vamos a tocar en un festival en La Plata, otro en Rosario y a fin de año volveremos a Capital nuevamente.

Gauchito Club se presenta este viernes 15 de agosto a las 21 h en el Auditorio Ángel Bustelo (Virgen del Carmen de Cuyo 610, Mendoza), entradas disponibles a través de EntradaWeb. Escuchá El camino de la libertad en plataformas de streaming (Spotify, Tidal, Apple Music).