A pocos días de estrenar su nuevo EP y salir de gira a presentarlo, Girl in Red se está convirtiendo en una de las figuras más importantes de Noruega. En un poco más de un año la joven Marie Ulven se volvió un icono para la comunidad gay con letras sensibles y honestas sobre la depresión, ansiedad y las propias inseguridades de la adolescencia. Canciones como «Summer Depression», «I Wanna Be Your Girlfriend» y «Dead Girl in the Pool» sacudieron la escena musical y pasaron a formar parte del ADN de millones de jóvenes que se sienten identificados con un mensaje directo y una persona que se muestra real sin filtros.

Tuvimos la oportunidad de hablar con ella desde Noruega sobre sus primeros recuerdos con la música, su rechazo a la fama, el proceso de grabación de sus canciones y más.

Tocás la guitarra y hacés música desde muy joven. ¿Cuál es tu primer recuerdo con la música?
Empecé a tocar la guitarra cuando tenía 14 años, y siempre me gustó cantar y la música en general, pero nunca me pregunté si era lo que quería hacer. Mi primer recuerdo con la música es probablemente mi mamá cantándome cuando era chiquita y escuchar música en su auto durante toda mi infancia.

¿Qué te motivó a pensar en la música como algo que podías tomarte seriamente?
Estuve trabajando muy duro y escribiendo canciones por un largo tiempo, pero no creí que se iba a volver algo serio, uno sabe que las chances de que eso pase son muy pocas. Así que cuando a mi música le empezó a ir muy bien, fue ahí que pensé en tomármelo en serio, eso me motivó.

Tu primer single «I Wanna Be Your Girlfriend» comenzó a crecer muy rápido apenas salió. ¿Tenías la confianza antes de que esto suceda?
Tenía la confianza de lanzar música pero por dentro tenía la duda de si iba a gustar o no. Cuando la gente empezó a escuchar lo que hago que tomé mas confianza. De todas maneras, siempre me gustó lo que hago, así que por ese lado siempre tuve confianza en mi música, y ahora que también otra gente la escucha me entusiasma y motiva de otra manera.

Sé que la fama te pone incomoda pero no parás de crecer. ¿Todavía estás tratando de acostumbrarte?
Sí, definitivamente todavía intento acostumbrarme a esto, no creo que sea fácil. Por suerte todavía soy poco conocida como artista, pero cuando voy por la calle en Oslo me reconocen muy seguido y no me gusta, me pone mal. Hoy mismo iba caminando y una chica en la calle empezó a gritar «¡Marie!» y nunca la había visto antes en mi vida. Sé que las intenciones eran buenas pero me estresa.

Componés, producís y grabás todo por tu cuenta. ¿Cómo es el proceso cuando estás en tu habitación haciendo canciones?
Lo que suelo hacer es empezar tocando la guitarra y tarareo algunas líneas. Después busco buenos acordes y líneas que combinen bien, y por último grabo mis propias ideas para ver si me gustan o no. Depende mucho de la canción y del momento, pero ese suele ser mi proceso en general.

¿Se te cruzó la idea firmar con una discográfica o preferís seguir trabajando de forma independiente?
Espero en algún momento poder firmar algún tipo de contrato para hacer discos, pero por ahora me siento muy feliz siendo independiente, puedo hacer lo que quiero en mis propios términos y eso es genial.

Tus letras son muy directas, hablás de temas como la depresión, la soledad y la ansiedad. ¿Qué te inspira a escribir?
La vida y los sentimientos me inspiran a hacerlo. Muchas de las canciones nacen de un sentimiento que tuve en mi propia vida y las construyo desde ese sentimiento y todo su mundo alrededor. Mis letras son muy personales.

Te convertiste en una especie de icono para la comunidad LGBTQ. ¿De dónde nació esto?
Cuando era chica quería tener alguna representación gay, alguien a quien poder mirar. Me pasé horas en YouTube mirando videos de personas saliendo del clóset, estoy muy agradecida por ese tipo de plataformas. Hoy en día tenemos aún más lugares para poder expresarnos y hay una comunidad online muy grande, creo que todo sucede gracias a las redes sociales. La gente joven esta hablando sobre lo que le pasa, temas de salud mental y sexualidad. Es como un efecto domino, más y más jóvenes se abren porque sienten que hay lugares seguros para poder hacerlo, y eso antes no sucedía.

¿Cómo se siente poder ayudar a los jóvenes con tu música?
Es genial y también raro a la vez. Es muy extraño que algo que hice en mi pequeña habitación alcance millones de personas y los afecte en sus vidas, me sorprende.

Tu nuevo EP está por salir muy pronto y es bastante diferente a tu primer material. ¿Sentís que tu sonido está cambiando?
El capítulo dos se viene muy pronto, la mayoría de las canciones ya salieron pero me gusta juntarlas en un proyecto y dividir con una línea para darle lugar a lo próximo que venga. Creo que mi sonido cambió un poco y me gusta eso, este EP está focalizado en las letras y la producción y en descubrir yo misma lo que estoy haciendo, mi arte.

El single «Bad Idea!» tiene esa vibra punk de «I Wanna Be Your Girlfriend», generando un gran contraste entre tu material más nostálgico y pop. ¿Cómo te nace hacer un estilo particular para cada canción?
Creo que tiene que ver mucho con las melodías que me nacen, dependiendo qué tipo de vibra me den intento ir por un lado u el otro, es un sentimiento que aparece dentro mío. Puedo estar muy feliz y de igual forma grabar una canción triste, no siempre tiene que ver con mi estado de ánimo.

Grabaste una canción con Beabadoobee y saliste de gira con Clairo. Las tres tienen en común que son parte de una nueva generación de modelos a seguir, más reales y con menos filtros. ¿Cómo te hace sentir eso? ¿Sentís algún tipo de presión?
Clairo y Beabadoobee son geniales. A decir verdad no siento ninguna presión, voy a intentar y continuar siendo yo misma. La gente prefiere la honestidad hoy en día y se dan cuenta si estás siendo vos mismo. Creo que eso es lo que tenemos, nos mostramos tal cual somos, no hay filtros como decís, y eso es un resultado de estos tiempos, las cosas han cambiado para bien.

Noruega está pasando por un buen momento musicalmente. ¿Cuáles son tus artistas contemporáneos preferidos?
Noruega es asombrosa. Mis favoritos en este momento son Sassy 009, Safario, Jakob Owaga y Boy Pablo.

¿Cuáles son tus planes para el resto del año? ¿Estás grabando nueva música?
En este preciso momento me estoy yendo de gira, así que los próximos meses me la voy a pasar en la ruta. Pero siempre me encuentro escribiendo y grabando.

En Argentina ya tenés una buena cantidad de fans. ¿Te gustaría venir?
Amaría poder ir, estoy segura que un día voy a estar allá.

*

Foto principal: Gentileza de prensa.