Mora Palvi es una música platense de 23 años que encabeza la banda de indie rock Mora y los Metegoles. Hija menor de una artista plástica y profesora de dibujo y de un contador público que en sus ratos libres pinta, hoy se dedica de lleno a la música después de haber abandonado la carrera de Diseño Multimedial en la Universidad de Bellas Artes de La Plata y su trabajo en la Administración Pública Provincial. A pesar de que la música no le da alegrías económicas, se mantiene esperanzada de que pronto lo empezará a hacer.

A los Metegoles los conoció por separado. A Lautaro Osacar, el batero, y a Narf Álvarez, el violero, los conoció hace muchos años porque eran amigos del hermano mayor, pero la relación entre ella y los otros empezó a la par que comenzaron a tocar juntos. Con Joaquín Millón, el bajista y saxofonista, se conocieron en la facultad antes de abandonarla juntos, en 2014. El grupo lleva su nombre adelante porque, además de haber empezado con canciones suyas, ella es la que se encarga de las «cuestiones administrativas». Y la otra parte del nombre, «los Metegoles», ella lo define como «una joda que quedó» porque realmente a ninguno de los cuatro les gusta el fútbol ni simpatizan por ningún equipo y es un tópico en el que no les interesa ahondar.

El 13 de junio salió a la luz su primer disco titulado Dejen dormir, presentado el pasado viernes 29 de junio en el bar platense Guajira. Indie Hoy conversó con Mora sobre el grupo, el armado del disco y el futuro de la música en Argentina.

¿Cómo fue el proceso de producción del disco?
Fue un rejunte de canciones de los dos años que llevamos siendo una banda. Hay canciones que hicimos el año pasado y canciones que hice cuando aprendí a tocar la guitarra hace tres o cuatro años. Fue como hacer un registro de la banda hasta ahora, no fue pensado como un concepto de disco. Pero después, desde la producción musical, terminó quedando como una obra más cerrada.

¿Cuál es el tema que más te gusta del disco?
Creo que es «ZZZ». Me encanta ese tema porque es como una gran zapada. Son dos acordes y como cinco minutos… no sé cuánto dura el tema y me encanta musicalmente.

¿Y el que menos?
El que menos me gusta es «Terrícola». Es el tema más viejo y yo ni siquiera quería grabarlo, pero todos me dijeron «Sí, dale, grabalo, no sé qué» y entonces está ahí. Ahora que está grabado quedó lindo. No es que no me guste, pero… no sé [Risas].

¿Qué quisieron hacer con la producción del disco?
Plasmar la esencia de la banda y todo lo que crecimos en estos dos años. Si escuchás el primer EP que sacamos hace dos años, que son cuatro canciones grabados medio así nomás, y después escuchás el disco te das cuenta de que ensayamos y tocamos un montón en vivo estos dos años. Y nos tomamos las cosas un poco más en serio.

Como grupo indie de La Plata, ¿a qué aspiran en un futuro?
Aspiramos a vivir de la música, esa es mi meta, que me pague el alquiler, no mucho más [Risas]. No pido ningún lujo, pero me encantaría poder pagar el alquiler tocando en vivo y grabando canciones. También tocar para más gente en lugares con mejor sonido y sin tener que estar yo armando todo. Poniendo tanto el cuerpo, porque al fin y al cabo es 10% hacer música y 90% otras cosas, ¿viste?

¿Cuáles creés que son las claves actuales para el éxito musical?
Para el éxito musical personal, creo que es hacer lo que se te cante el culo siempre. Bah, en la vida en general. Hacer tu vida y dejar que otros hagan la suya. En el éxito musical, en cuestiones comerciales, no tengo ni idea, no estaría sucediendo eso. Supongo que hacer lo que todo el mundo espera escuchar, ¿no? Tener managers que sean empresarios o comerciantes, pero bueno, no es el caso de Mora y los Metegoles.

¿Sentís que Mora y los Metegoles están yendo por el camino correcto?
Sí. Estamos haciendo lo que queremos: sacamos un disco del que todos estamos orgulloses… todes nos sentimos cómodes en la banda, que para eso lo hacemos, para pasarla bien. Qué sé yo, es un trabajo re lindo, dentro de todo, tener una banda con tus amigos.

*

Foto principal: Chiara Girimonti.