La agrupación chilena Niños del Cerro puso fin a la espera por su nuevo disco: Lance, su segunda producción discográfica, llegó a las plataformas digitales esta mañana de la mano del sello Quemasucabeza. Además, solo por hoy podrá descargarse de manera gratuita el disco completo en el sitio del sello.

Lance está compuesto por nueve canciones distribuidas en 49 minutos y cuenta con tres invitados: Chini Ayarza (Chini & The Technicians), Martina Montaldo (Martina Lluvias) y Matías Soto (Armisticio).

El quinteto conformado por Simón Campusano, José Mazurett, Felipe Villarrubia, Diego Antimán e Ignacio Castillo, comenta en exclusiva para Indie Hoy canción por canción de este nuevo material, caracterizado por una mayor experimentación vocal, guitarras más pesadas y texturas más acentuadas.

01. “Sufre”

“Es una buena introducción al resto del disco. Su desarrollo en vivo y en estudio va creciendo en distorsión hacia el final tras comenzar de manera delicada. Tratamos de tener el cuidado de no romper la atmósfera creada y así ir dedicándole a cada paso la energía correspondiente, como tomar conciencia de una larga caminata o de un show larga duración”.

02. “Contigo”

“Es la canción más antigua de Lance y fue la primera que empezamos a tocar en vivo post Nonato Coo. Después de grabarla, agarramos confianza para decidir grabar el álbum los cinco juntos tocando. Lo que sí, hay que reconocer que pasó por un montón de cambios, salió de una manera el año pasado y ahora es de otra. Amor y odio. La letra da cuenta de la motivación que teníamos cuando comenzamos a mostrarnos en la incipiente escena santiaguina de mediados del 2016″.

03. “Flores, Labios, Dedos”

“Junto con Víctor Muñoz, ingeniero y productor, fue la canción que afirmó el sonido que buscábamos. La canción toma como motivación una relación amorosa para hablar en realidad de la relación de Simón con la marihuana y la ansiedad que le genera. Aquí agradecemos el trabajo de masterización de Chalo González, un conocido ingeniero, que tuvo una disposición excelente con nuestro trabajo”.

04. “El Sueño Pesa”

“Trata sobre esa sensación de no saber si se durmió mucho o poco, sí fue por placer o pereza. Es una canción que habla de nuestra cotidianidad. Aquí nos acercamos de manera más abierta al sonido andino, tanto en su percusión como en sus melodías. Invitamos a Chini Ayarza de Chini & The Technicians porque buscábamos una voz femenina potente. Gran parte del potencial de la canción está en los juegos vocales que aparecen hacia el final”.

05. “Las Distancias”

“En un inicio tenía una armonía muy cerrada, que coqueteaba con cierta exploración de la guitarra latinoamericana. Ahora parece obvio, pero en ese punto de partida no lo teníamos tan claro, lo que nos llevó a darnos muchas vueltas hasta llegar a su sonido final. La respuesta siempre estuvo en lo andino. Algo similar ocurre con la letra que transitó inconclusa por varias manos hasta llegar a Martina Lluvias, quien la completó junto con Simón y terminaron por definir el carácter de la canción”.

06. “Lance”

Queríamos hacer una canción pop y terminamos haciendo posiblemente la pieza más ambiciosa que hemos hecho. Contiene un largo pasaje de ruido que desafía tanto al que escucha como a nosotros mismos, ya que nos demanda mucha energía y concentración. Entre más la tocamos, más entendemos las dimensiones del ruido y sus dinámicas. Incluye además una mutación, que es cuando Diego, que viene de la electrónica, dispara un loop de piano que cambia la progresión de acordes. El solo de guitarra bebe del trabajo de Gato Alquinta de Los Jaivas y Yo La Tengo.

Foto: Andrés Moncada

07. “El Susto y el Miedo”

La letra habla del fin de una relación larga, más bien del momento previo a la decisión definitiva. Es una canción que transita de la euforia a la calma y viceversa; cuenta con momentos álgidos y vertiginosos. Es posiblemente una de las favoritas de la banda de este nuevo disco.

08. “Javier y los Vientos”

La letra viene de una conversación entre Simón y nuestro amigo Javier Muñoz, vocalista de la banda Animales Extintos, sobre la capacidad de intencionar o dejar que las cosas pasen, así como el viento. Está influenciada por el trabajo más experimental de Frank Ocean en Blonde. Tiene pasajes repetitivos, un recurso que aprendimos a trabajar.

09. “Melisa/Toronjil”

Estuvo en constante mutación, pero finalmente decidimos volver a su idea original cuando aún era un tema instrumental. Para grabar esta canción, necesitamos de mucho ensayo y cuando ya nos sentíamos preparados ocurrieron muchos problemas técnicos, eso provocó que su ejecución fuera muy intensa. Le tenemos cariño a esta canción por todo lo anterior y porque en su coro final resume gran parte de las temáticas de todo el disco, lo que le da un ánimo muy melancólico.

*

Foto principal: Andrés Moncada.