Juan Wauters ha sabido convertirse en un nuevo juglar rioplatense. Y aquello no ha sido a pesar de su condición de exiliado, residente de Nueva York desde hace más de 10 años. Tal vez es justo esa distancia de su natal Uruguay lo que lo ha ayudado a construir su identidad latina desde lejos, a amar la calidez humana de estas latitudes y a inspirarse en su riqueza cultural para crear algo auténtico.

Hace un par de años tuvimos la oportunidad de entrevistarlo y hablar sobre Who, Me?, su celebrado segundo disco en formato solista. Tras terminar de establecerse en la escena angloparlante, este cantautor poseedor de una curiosidad insaciable y de un gran sentido del humor se dedicó a redescubrir el centro y sur del continente americano durante varios meses. De esa experiencia, como él mismo narra, nacieron los temas que conformarán su próximo trabajo discográfico, placa que saldrá a comienzos de 2019.

A pocos días de su recital en la ciudad de Buenos Aires el sábado 17 de noviembre en Xirgu Espacio Untref, pudimos conversar de nuevo con él para que nos comentara más en profundidad sobre esta nueva etapa.

Juan Wauters en Caras y Caretas, diciembre 2017) – Foto: Maga Zulu

¿Cómo vienen tus conciertos este año?
Hice unos conciertos en México que estuvieron muy buenos, después estuve en NYC desde mayo hasta octubre e hice tres conciertos y esta semana toco otro. Ahora estoy de gira, pero también toqué en la parte noreste de USA. Los conciertos se vienen re buenos últimamente, por suerte. De mis últimos viajes que hice a través de Latinoamérica me di cuenta de algo muy lindo: la música no es solamente de la persona que está en el escenario, sino de todo el que está en el lugar mientras la música sucede. Traté de volcar esa idea en mis conciertos, y estoy buscando nuevas maneras de abordar los shows. Entonces cada vivo es diferente porque pruebo cosas nuevas teniendo esto en mente, y suceden cosas muy buenas porque el público que me sigue o el que me puede ver, está conmigo y hacemos el concierto juntos. Cualquier sonido que surge en la sala ya es parte del concierto, no solamente los sonidos que surjan en el escenario.

Estuviste experimentando con la actuación: Hace unos meses grabaste un video en ciudad de México y también actuaste en la película argentina Noemí Gold. ¿Cómo se dieron estas filmaciones?
De a poquito me he empezado a soltar con la cámara, tanto desde el lado de la persona que está siendo filmada como también la que filma. Me gusta mucho filmar, y la verdad es que me siento cómodo delante de la cámara y actuando naturalmente, porque por suerte hasta el día de hoy todos los roles que me han tocado tienen que ver con mi personalidad, la manera que yo me desenvuelvo en el día a día. El video que fuimos a filmar a México es por una canción que sale ahora para mi próximo disco. La canción se llama “Volar” y viajamos a filmar con Mathew, un amigo de Queens. Él llevó la cámara y filmamos el video con una familia vecina que conocí cuando estuve en el país en el año 2017. Allí residí como unos cinco meses, hice muchas amistades y esta familia (compuesta por una mamá con un hijo y una hija) llegó a ser como mi familia en México. El video se trata de nosotros caminando por el barrio, la colonia Santa María de la Ribera, y cantando el tema todos juntos. La verdad es que quedó muy lindo y emotivo.
Respecto de la película, la historia empieza cuando un director estadounidense me vio tocar en Los Ángeles. El tipo había vivido en Argentina un tiempo y había escrito un guion para una película que se iba a filmar en ese país, en el que había un personaje que era uruguayo y se llamaba Juan. El personaje original era un poeta pero el tipo, al verme tocar, pensó que quizá yo sería una buena persona para actuar como ese personaje. Hablando con Daniel [Rubinstein], el director de la película, decidimos que el personaje sea músico en vez de poeta. La actuación estuvo muy buena, la verdad es que me encantó participar, rodeado de actores y del equipo técnico, estar en el set, filmar en el Buquebus. Eso es lo que quisiera seguir haciendo y me encantaría algún día actuar en otra película.

 

Sobre tu próximo álbum. ¿Sentís que representa una evolución respecto del anterior?
El próximo disco que sale se llama La onda de Juan Pablo, es un álbum que yo grabé a través de un viaje que hice por Latinoamérica. Visité diferentes países y grabé canciones en cada uno en los que estuve. Empecé a cantar en español al tener la oportunidad de ir a tocar a España primero y luego a Uruguay, Argentina y después seguir con Chile, Perú, Ecuador, México y Puerto Rico. Al poder hablar español sentí la necesidad de cantarle a las personas que venían a mi concierto en el idioma que nos une a todos, por eso decidí crear un catálogo de canciones en este idioma. También presenté diferentes músicos e instrumentos de la región, hecho que fue inspirado a través de mi viaje por esas zonas. Cada vez que iba por ahí veía artistas que me llamaban mucho la atención en su manera de tocar, no solamente en su técnica, sino en su sentimiento; y tuve la idea de hacer que mi catálogo de canciones pudiera funcionar teniendo en cuenta el contexto de la zona donde tocaba. Creo que la evolución sería esa, porque participaron otros músicos en el disco y se plasmaron otras texturas, otros sonidos, otras ondas. En el caso de los otros dos discos que yo hice como solista, los grabé exclusivamente por mi cuenta, fueron discos muy personales. Este es muy personal en las composiciones de las canciones, pero tiene otros colores que fueron brindados por los demás músicos. Y bueno, se viene con todo este álbum, la verdad es que estoy muy muy feliz.

Tenés una amistad con Mac DeMarco, hace poco compartieron shows y siguen siendo muy cercanos. ¿Tienen planes de grabar juntos en algún momento?
Mac y yo hicimos unas grabaciones cuando nos conocimos. Hicimos un par de covers de los Beatles y los grabamos en su casa pero nunca los sacamos. Aparte de eso, nunca hemos hablado de grabar juntos. Capaz algún día sí, si la amistad sigue, sería algo natural. Pero tocamos canciones a veces, como para divertirnos. Es una amistad que se ha dado a través de la música, porque tanto él como yo andamos muy ocupados; yo viajo bastante y el también así que mucho no nos vemos. Y además él vive en Los Ángeles ahora y yo en Nueva York, pero tratamos de vernos cada vez que estamos en la misma ciudad. Tenemos una amistad que se trata de eso: un respeto y una apreciación mutua por lo que hacemos. Nos une la música porque tanto a él como a mí nos gusta la música de cada uno y nos apoyamos en eso. Siento que grabar no es algo que esté en mente ahora pero quizá algún día sí, ¿quién sabe? La verdad es si se da, se da.

Foto: Violeta Capasso

Se avecinan varias fechas rioplatenses. ¿Cuáles son tus lugares favoritos en Buenos Aires y Montevideo? Los que más visitás durante tu tiempo libre por acá.
Cuando estuve filmando la película en Buenos Aires me quedé en el barrio de Plaza Italia, Palermo; los de producción me consiguieron un departamento por ahí e iba mucho al bar Varela Varelita, que creo que es un estándar de la zona. Me pedía un sándwich de lomo y me tomaba un Cinzano o una gaseosa, mirando por la ventana para afuera, me gustaba mucho eso. Después voy mucho para San Antonio de Padua en la zona oeste, tengo muchos amigos allá; comemos asado, salimos a caminar, vamos al centro, compartimos música, son músicos mis amigos. Aparte de eso, me gusta andar en subte en Buenos Aires, me gusta mucho el subte. Plaza Italia es muy linda, todos esos bosques por ahí. No me gustó que le pusieran rejas a todos los parques de Buenos Aires.
Y de Montevideo, bueno, es una ciudad muy especial para mí porque ahí nací y tengo muchos recuerdos nostálgicos en ese lugar. Voy a caminar por la rambla, me siento a mirar el mar. Me gusta encontrarme con amigos, caminar por la avenida 18 de Julio, ir a la Ciudad Vieja. Me gusta mucho caminar por Montevideo, tomarme el ómnibus… es una ciudad divina, para mí es lo mas lindo que hay. El lugar que más me gusta de Montevideo es la rambla.

¿Cuál fue la última canción que tuviste pegada por varios días?
Nunca me había ido tanto tiempo de NYC, nunca había estado tanto tiempo lejos de mis padres. Acá en USA es algo muy común que los jóvenes a cierta edad se muden para estar un poco lejos de su familia. Quizás es parte de crecer en este país, acá tratan de hacernos a todos individuos en vez de personas en una comunidad. Y me tocó a mí, por Latinoamérica estuve casi un año fuera de Nueva York. En mayo, al volver, conecté nuevamente con las canciones que pasan en la radio y en la calle, y estaba muy feliz de que había canciones que estaban, como dicen, muy pegadas. Se escuchaban mucho y mis amigos hablaban de ellas. Me gustó porque varias eran de una neoyorkina pero de raíces latinoamericanas. Me refiero a Cardi B, ella es una chica dominicana del Bronx, sacó un disco a comienzos de año [Invasion of Privacy] que ahora me gusta. Y hasta hace poco estaba medio obsesionado con una canción uruguaya –todavía la escucho, me gusta escuchar canciones en repeat- de Mariana Ingold y Hugo Fattoruso que se llama “Palo y Tamboril”, esa canción la escuchaba mucho.

¿Cuál sería una pregunta que quisieras que te formulen y nunca te la hicieron hasta ahora?
Siempre pienso qué le preguntaría yo a alguien: ¿Cómo te gusta comer los huevos? Siento que eso dice algo de la personalidad de la gente. A mí me gusta comer los huevos fritos sin darlos vuelta. También me gustaría preguntarle a alguien: ¿Cómo te gusta el punto de cocción en la carne? A mí me gusta jugosa.

¿Qué tienes en mente para tu próxima presentación en Buenos Aires? ¿Alguna novedad o invitados?
Estoy formulando justo eso ahora. Voy a tocar muchas canciones de las nuevas, voy a practicar eso de crear un espacio en el lugar donde suceda el concierto en el que todos los que lleguen –yo incluido– ya seamos parte crucial del sonido creado en la sala. Además voy a tocar con amigos de Montevideo y de Buenos Aires. No me gustaría contar mucho ya que es una sorpresa. Pero tocaré canciones nuevas y va a ser una fiesta linda.

*

Foto principal: Violeta Capasso.

Juan Wauters se presenta en Buenos Aires el sábado 17 de noviembre en Xirgu Espacio Untref (Chacabuco 875, CABA), entradas disponibles a través de Plateanet. Más información sobre su gira latinoamericana, que incluye paradas en Córdoba y Rosario, en su página de Facebook.